¿Moretones sin ningún motivo? Atentos a estos síntomas

Hay enfermedades muy complicadas cuyas señales son los moretones.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/07/10/moretones-sin-ningun-motivo-atentos-a-estos-sintomas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-10T11:55:38-03:00">julio 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-10T12:04:43-03:00">julio 10, 2019</time></a>

Si un día advertiste que en alguna parte del cuerpo te aparecieron diversas marcas como moretones, algo puede estar pasando. Hablamos de esas manchas como si te hubieras golpeado con algo pero que salen sin motivo aparente. Sin embargo, la realidad es que puede haber más de un motivo y no hay que dejarlos pasar. Si bien no hay que preocuparse, sí hay que ocuparse del tema y consultar al médico.

Trombocitopenia

En este caso hablamos de la Trombocitopenia, una enfermedad en la que se produce un recuento bajo de plaquetas o trombocitos, células sanguíneas incoloras que ayudan a la sangre a coagular. Dicha patología puede ser hereditaria o producto de la ingesta de medicamentos o afecciones. Pero los factores que pueden reducir la producción de plaquetas son enfermedades consideradas graves como la leucemia, las infecciones virales como la hepatitis C o HIV, medicamentos de quimioterapia o el consumo excesivo de alcohol.

Entre los signos y síntomas se pueden advertir la tendencia a la formación de hematomas, el sangrado superficial en la piel que lo podemos ver en forma de erupción de puntos rojos o violetas, orina o defecamiento con sangre, como así fatiga y flujos menstruales inusualmente abundantes.

Enfermedad de Von Willebrand

La “enfermedad de Von Willebrand” es la más frecuente de los trastornos de la coagulación. Quienes la contraen comienzan a experimentar problemas con una proteína en la sangre llamada factor Von Willebrand que ayuda a controlar las hemorragias. De esta manera, cuando un vaso sanguíneo se lesiona y ocurre una hemorragia, el FvW ayuda a las plaquetas a formar un coágulo para detener el sangrado.

Los síntomas son moretones, sangrado excesivo producto de una lesión o después de una cirugía, sangrado nasal por varios minutos, sangrado menstrual abundante y tendencia a la formación de hematomas. La Federación Mundial de Hemofilia aclara que hay 3 tipos:

-La EvW tipo 1 es la más común, con síntomas leves pero con la posibilidad de hemorragias graves.

-La EvW tipo 2 es un defecto en la estructura del FvW. Como su proteína no funciona correctamente, provoca una actividad menor a la normal. Sus síntomas son moderados.

-La EvW tipo 3 es la más grave, ya que se pueden presentar hemorragias en músculos y articulaciones, incluso sin ser provocadas por una lesión.

Hemofilia

La Hemofilia es el trastorno hemorrágico hereditario cuando la sangre no se coagula de manera adecuada, lo que deviene en hemorragias espontáneas. Aparece por una mutación o cambio en uno de los genes que ordenan producir las proteínas del factor de la coagulación necesarias para formar un coágulo de sangre. La transmiten las mujeres. Se trata de una afección grave que termina en una hemorragia dentro de las articulaciones que pueden llevar a la enfermedad articular crónica, hemorragia en la cabeza y convulsiones y parálisis.

Si la hemorragia no es detenida a tiempo puede ser letal. Entre sus signos, los más comunes con los moretones, la hinchazón, el dolor o rigidez en las articulaciones, hemorragias en la boca y nariz, y también sangre en la orina.

Cirrosis

La Cirrosis deviene de la tardía cicatrización del hígado producto de muchas enfermedades hepáticas, como la hepatitis y el alcoholismo crónico. Si bien es irreversible, si se lo diagnostica de manera temprana se puede limitar el avance del daño, y raramente, revertirse. No da señales hasta que las lesiones se hacen grandes, pero cuando los hay, pueden incluir: fatiga, aparición de moretones, pérdida de peso y apetito, náuseas, confusión, somnolencia y picazón en la piel.

Púrpura trombocitopénica idiopática

Se trata de un trastorno que puede provocar exceso de hematomas y sangrado debido a niveles anormales bajos de plaquetas. También se la conoce como trombocitopenia inmune, y afecta tanto a niños como adultos. Los síntomas son la tendencia a la formación de hematomas, el sangrado superficial en la piel que lo podemos ver en forma de erupción de puntos rojos o violetas, orina o defecamiento con sangre, como así fatiga y flujos menstruales inusualmente abundantes.

Leucemia

Acá hablamos directamente del cáncer de los glóbulos blancos, que ayudan al organismo a combatir las infecciones. Básicamente es un cáncer en la sangre. En la leucemia, la médula ósea produce glóbulos blancos anormales, reemplazan a las células sanguíneas sanas y complican el funcionamiento de la sangre. Moretones, fiebre, escalofríos, fatiga, pérdida de peso, dolores óseos, agrandamiento del hígado, son apenas algunos de los síntomas.

Vale aclarar que no se puede autodiagnosticar ni consultar tratamientos de internet. Estas afecciones requieren de la consulta urgente a un profesional médico, hacer estudios muy puntuales y diagnosticar un tratamiento. La demora en tomar esta decisión puede ser determinante para lograr tratar a tiempo una enfermedad que, de no hacerlo, nos puede llevar directamente a la muerte.