¿El cáncer no es resultado de emociones negativas y estrés?

Para muchos es un mito. Para otros, una realidad.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/07/11/el-cancer-no-es-resultado-de-emociones-negativas-y-estres/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-11T13:13:02-03:00">julio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-11T13:13:03-03:00">julio 11, 2019</time></a>

Queda claro que el origen de una enfermedad tiene en lo fisiológico una explicación y una causa, pero ¿cuántas veces hemos escuchado, debatido o leído acerca del origen de una afección tras malas experiencias o traumas, emociones negativas o cuadros de estrés? Pues bien, lo que para algunos esto es absolutamente así, diversos profesionales lo desmienten rotundamente y con su debida explicación.

Como la medicina se basa en la ciencia, hasta la fecha “no existen evidencias científicas que demuestren que las emociones negativas son la causa para desarrollar cáncer“, explicaron desde el Centro de Apoyo para la Atención Integral del Instituto Nacional de Cancerología, en México. Ante la idea de que determinados cuadros emocionales adversos den lugar a la aparición de enfermedades severas, para los médicos “es absurdo”.

Desde el centro médico añaden: “El problema es que las personas se alejan del médico por sanar las emociones únicamente”. Ante esto, recomiendan acudir al médico en el momento que se
detecte algo distinto en el cuerpo e iniciar un tratamiento clínico. Diversas organizaciones contra el cáncer luchan en todo el mundo para erradicar todos los mitos alrededor de este corriente que, incluso, hace que muchas personas no hagan el tratamiento correspondiente.

Ante los principales mitos del cáncer, hay que tener en cuenta lo siguiente:

-El cáncer no es sinónimo de muerte o de dolor.
-El cáncer no lo causan las emociones llamadas negativas
-El cáncer no se cura con la actitud positiva. Necesita un tratamiento
-La actitud positiva ayuda a enfrentar el proceso de la enfermedad de mejor manera y mejora la sintomatología de los tratamientos

Pese a la abundante información que hay en internet y al alcance de la mano, muchas personas diagnosticadas con un tipo de cáncer asumen un extraño sentimiento de culpa, de castigo, cuando en realidad es un desafío que hay que ocuparse y enfrentarlo. “Cuando alguien es diagnosticado
con cáncer va a pasar por una turbulencia fuerte, habrá tristeza, miedo enojo, pero eso es lo que
finalmente le va a permitir echar andar los recursos internos que cada uno tiene para enfrentar el
reto” explican los psicoterapeutas.

“Hay que permitir la expresión de emociones por parte del paciente, más allá de dar consejos no
pedidos; crear redes de apoyo, familia, amigos no se trata tampoco de crear un ejército, sino rodearse de personas que sí escuchen”, explican desde el centro médico, donde también recomiendan lo siguiente al enfrentar estos procesos:

-Preguntar al paciente qué necesita o qué desea
-Empoderar a las mujeres
-Conocer la enfermedad: el tipo de cáncer, la etapa de la enfermedad, informarse sobre los
tipos de cáncer y sus tratamientos.
-Conocer las circunstancias como el entorno familiar, económico y social, para saber cómo enfrentar el proceso o poder ayudar.
-Contar con información sobre la intervención: qué se debe hacer, cuando inicia, durante y el final del tratamiento.
-Realizar actividad física como yoga, caminar, meditación, o actividades que ayuden a mente y cuerpo en estar en armonía

Datos preocupantes

A medida que avanza la tecnología y la ciencia para poder controlar una enfermedad que todos temen, un dato sorprende por su dureza: el cáncer es la segunda causa de muerte en Latinoamérica y se pronostica que para 2035, los fallecimientos por esta enfermedad se dupliquen. Ante esto, la agencia EFE y Roche llevaron adelante un congreso sobre qué nos depara el futuro ante esta afección.

El primer dato que surge es que la mortalidad por cáncer en el sur del continente americano es más elevada que en otras regiones del mundo. Puntualmente, Perú es el país de América Latina que más dificultades presenta contra esta enfermedad. Lo que viene, es mucho peor, porque se estima que el número de enfermos aumentará un 40% en los próximos cuatro años y en los próximos 50 años, unos 4,3 millones de peruanos habrán padecido cáncer. 

Paralelamente, un estudio reciente revela que “Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay y Perú tienen una insuficiente cantidad de radiólogos oncólogos y la mayoría necesitan más médicos”, cita la agencia EFE, al tiempo que se estima que para los próximos 50 años “unos 4,3 millones de peruanos habrán padecido cáncer. Por ello, los expertos resaltaron la importancia de actuar en prevención y diagnóstico temprano”.

Eduardo Payet, jefe del Instituto Nacional de Enfermedades Neoplásicas, aseguró que por ejemplo Perú “se enfrenta a un tsunami en nuevos casos de cáncer ante el incremento previsto del 40% en los próximos cuatro años del número de enfermos y el aumento del 30% en la mortalidad si no hay cambios sustanciales en los planes de lucha contra el cáncer”. Asimismo, el problema del envejecimiento de la población potenciará los casos en todo el mundo.