El nuevo antibiótico que destruye las bacterias asesinas

Científicos franceses luchan contra las infecciones resistentes.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/07/11/el-nuevo-antibiotico-que-destruye-las-bacterias-asesinas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-11T09:40:47-03:00">julio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-11T10:22:09-03:00">julio 11, 2019</time></a>

Si algo causa temor es infectarse con una bacteria que deviene en una de las enfermedades graves o mortales. Por ello, la resistencia a los antibióticos es una emergencia global que causa 700 mil muertes al año, y hasta el momento no hay solución definitiva. Sin embargo, un gran avance se dio de la mano de dos nuevas moléculas capaces de eliminar bacterias asesinas temibles, como el Staphylococcus Aureus.

Un grupo de científicos franceses fue el autor de la creación a partir de una toxina bacteriana. Se trata de dos antibióticos muy potentes y que también son efectivos contra infecciones resistentes, por ejemplo, la Pseudomonas Aeruginosa. El resultado se publicó en la revista PLOS Biology y constituyó un logro alcanzado por el equipo francés de Brice Felden del Instituto Inserm y de la Universidad de Rennes.

De acuerdo al nuevo informe conjunto de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de Naciones Unidas (ONU), al menos 700 mil personas mueren por infecciones resistentes a los antibióticos, cifra que podría escalar hasta 10 millones en 2050 si no se toman medidas. La cuestión es compleja porque el problema involucra diferentes tipos de infecciones. A las 230 mil muertes a raíz de la tuberculosis resistente, se suman las contraídas por infecciones en las vías respiratorias, las sexuales y otras relacionadas con procedimientos médicos.

Ante esto, Felden, uno de los integrantes del grupo, detalló: “Hemos descubierto que una toxina producida por el Staphylococcus Aureus, cuyo papel es facilitar a la bacteria patógena la infección, también es, al mismo tiempo, capaz de matar otras bacterias presentes en nuestro cuerpo. Identificamos una molécula con una doble propiedad, por un lado tóxica y por el otro antibiótica”.

Ahora, con el nuevo trabajo, los expertos crearon a partir de las toxinas moléculas que conservan su función como antibiótico, sin ser tóxico. Así, entre todas las moléculas creadas, los investigadores han aislado dos que pueden resolver infecciones sin dar toxicidad, esto ya probado en ratones con septicemia y con graves infecciones cutáneas. Los dos antibióticos potentes resultaron no tóxicos, ni siquiera en dosis muy altas, incluso 50 veces más elevadas.

Incluso, probaron dejar las bacterias durante varias semanas en contacto con los dos nuevos antibióticos, tiempo suficiente para desarrollar fármaco-resistencias específicas para las dos moléculas. Para los científicos, hay una gran esperanza: “Creemos que estas moléculas representan prometedores candidatos para el desarrollo de nuevos antibióticos que puedan proporcionar terapias alternativas para la resistencia antimicrobiana”.

El siguiente paso, indican los franceses, es desarrollar el fármaco aplicable a humanos, pruebas que vendrán en la siguiente fase. Las bacterias son las causales de muertes casi sin previo aviso. Un ejemplo son las operaciones en los hospitales, donde en los últimos años creció la cantidad de infecciones intrahospitalarias, ya sea en un quirófano o en la internación misma. Muchas de ellas, terminan con el peor final: la muerte del paciente.