Comió solamente papas fritas y estas fueron las consecuencias

La mala alimentación lo llevó a un crítico estado.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/09/04/comio-solamente-papas-fritas-y-estas-fueron-las-consecuencias/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-04T09:00:31-03:00">septiembre 4, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-04T09:00:32-03:00">septiembre 4, 2019</time></a>

Una prueba algo suicida, pero un adolescente en Gran Bretaña quedó casi ciego por falta de vitaminas debido a que por años se alimentó solamente a papas fritas. Así describe el caso el último número de la revista Annals of Internal Medicine de los médicos del Hospital de Ojos de Bristol, que tomaron el caso y lo dieron a conocer a todo el mundo como un hecho testigo de las consecuencias de una mala alimentación.

Según la cadena BBC, desde el final de la escuela primaria el chico se dedicó a comer únicamente papas fritas, las fritas o las de paquete, y pan. Luego, sólo en algunas ocasiones, alternó esa comida con salchichas. Los médicos que lo analizaron a los 14 años ya le habían diagnosticado una ausencia de vitamina B12. Luego de tres años, el joven volvió al centro de salud prácticamente con pérdida severa de visión.

Según los profesionales de la medicina, el chico “tiene aversión a algunas consistencias de los alimentos, por lo que las papas fritas eran lo único que podía comer”. Al momento de ser sometido a análisis médicos, allí se detectó una grave carencia de vitamina B12 y de otras sustancias importantes, desde la vitamina D a algunos minerales como el cobre y el selenio.

Como consecuencia, los médicos le recetaron suplementos y entrevistas con un dietista y con un psicólogo en carácter de urgencia. El daño en la vista, difícilmente reversible a este punto según los expertos, llevó a la aparición de puntos ciegos en la visión central, daño que prácticamente no tiene forma de ser solucionado. En tanto, el adolescente debe cambiar radicalmente su rutina de alimentos antes de tener consecuencias mayores.

Alimentos anti intestino

Para quien ya lo haya sufrido, sabe de qué hablamos. La salud intestinal es determinante en el estado de salud general de las personas, sin embargo muchos no están atentos a esto por eso la alimentación es clave para mantenerlos en estado óptimo. Pero quienes hacen caso omiso a esto, deben saber que hay alimentos que son casi enemigos del intestino y pueden generar serios problemas.

Ante esto, la doctora María del Rosario Morales, de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), advierte que “el malestar intestinal puede relacionarse con enfermedades mentales y otras enfermedades crónicas como diabetes mellitus e hipertensión arterial”. “La relación microbioma- cerebrointestino se ha hecho más evidente en los últimos años”, detalla, al tiempo que advierte: “Últimamente hay casos sorprendentes”.

“Se han descubierto cosas sorprendentes. Vemos que somos un organismo completamente comunicado de todos los órganos de nuestro cuerpo y que no es de extrañarse que la flora
bacteriana del intestino forme parte importante para mantener la salud o para producir enfermedades”, explica la profesional, quien detalla los alimentos más nocivos al producir irritación en el intestino:

-Harinas

-Cortes de carnes grasos

-Embutidos

-Alimentos fritos

-Chocolate con alto contenido de grasa vegetal

-Gaseosas

Las bebidas como los refrescos “cola” o similares son uno de los peores enemigos para un correcto funcionamiento por su alto contenido de azúcar y el aporte nutritivo que es nulo. Lo mismo ocurre con los picantes, sobretodo con las salsas industriales, ya que si bien tampoco es lo conveniente, las hechas en forma casera son menos dañinas. La fermentación intestinal incrementa la población bacteriana nociva.

Para tomar dimensión de la importancia de este órgano, la doctora Morales asegura que algunas enfermedades neurológicas como el Mal de Parkinson, la depresión o la ansiedad aguda tienen relación directa con la salud intestinal, por ello, la alimentación equilibrada y nutritiva es básica y previene más de un cuadro complicado para nuestro tan delicado organismo.