¿Por qué la dieta “Mediterránea” es la principal arma contra la malnutrición?

La lucha contra la obesidad se da en todo el mundo.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/11/27/por-que-la-dieta-mediterranea-es-la-principal-arma-contra-la-malnutricion/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-27T12:25:39-03:00">noviembre 27, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-27T12:25:41-03:00">noviembre 27, 2019</time></a>

¿Quién no ha probado infinidad de dietas para ver cuál podía ajustarse a su situación o cuál podían cumplir sin morir en el intento? Las opciones son muchas pero hay una que está cobrando notoriedad en todo el mundo: la dieta mediterránea. Este tema y otros relacionados junto a la alimentación y las enfermedades, fue tratado en la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

En este marco, se avanzó también en la iniciativa “Mediterranean Diet’s Principles for Agenda 2030” (Principios de la Dieta Mediterránea para la Agenda 2030), organizada por la representación permanente de la ONU junto a la FAO. Según detalla la agencia ANSA, “se trata de la segunda cita sobre la dieta mediterránea, que forma parte de nuestra fuerte colaboración con el gobierno italiano”.

Asimismo, se recordó que “el año próximo será el décimo aniversario de la declaración de la dieta mediterránea como Patrimonio de la Unesco”. ¿Por qué? “Las dietas mediterráneas e indígenas contienen la sabiduría de nuestros antepasados. Son dietas sanas porque las hemos heredado y, a su vez, las transmitiremos a las generaciones futuras. No tenemos el derecho de detenernos”, indicó el director de la FAO.

La dieta

Una dieta mediterránea típica -salvo otros ingredientes o alimentos locales- incluye muchos vegetales, frutas, legumbres, cereales y productos ricos en carbohidratos como el pan integral, la pasta y el arroz integral. A su vez, contiene cantidades moderadas de pescado, carne blanca y algunos productos lácteos y, para su cocción, puede utilizar el aceite de oliva.

Según diversos estudios, la dieta mediterránea tradicional ha logrado que este tipo de alimentación ayude a reducir el riesgo de desarrollar diabetes de tipo 2, hipertensión y un colesterol elevado, tres factores de riesgo para sufrir posteriormente enfermedades del corazón. Quienes logran continuarla durante mucho tiempo, según los científicos, obtienen mayor esperanza de vida y menor posibilidad de sobrepeso.