La lucha contra el Sida, por ahora, está perdida

Por el momento, la enfermedad no tiene una cura universal.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2019/12/02/la-lucha-contra-el-sida-por-ahora-esta-perdida/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-02T09:21:07-03:00">diciembre 2, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-02T09:21:08-03:00">diciembre 2, 2019</time></a>

El avance de la tecnología y la ciencia, por el momento, están lejos de ponerle fin al Sida. Para determinar esto, los números son elocuentes: con 1,7 millones de contagiados de HIV en 2018, un descenso del 33% respecto de 2010, y casi 38 millones de personas que conviven con el virus, de los cuales 23 millones tienen acceso a terapias que anulan la carga viral. ¿Qué significa esto? Hay mejores formas de tratarla, pero aún se está lejos de la cura final.

A su vez, estos guarismos son resultado de grandes esfuerzos por parte de la comunidad científica internacional, de los activistas que luchan por soluciones, del interés de los gobiernos y de prácticas no gubernamentales, pero no alcanza. Sólo tomando en cuenta el 2018, la enfermedad causó la muerte de 770.000 personas, entre ellas, 100.000 niños, principalmente por los diagnósticos tardíos y ante la falta de acceso a las curas.

El Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) hasta la fecha no tiene una vacuna universal aunque algunas voces aseguran que se está cerca. Pese a ello, desde inicios de los años ’80 ha infectado a más de 80 millones de personas, matando a 35 millones. “En ocasión de la Jornada Mundial del SIDA saludamos los resultados de los activistas y de las comunidades que luchan contra el HIV”, señalaron ayer desde UNAIDS.

“Recordamos y honramos a todos aquellos que hemos perdido a lo largo de este camino”, agregó Winnie Byanyima, directora ejecutiva del programa que une 11 organizaciones de la ONU para ponerle fin a esta enfermedad. “Centenares de miles de personas en el mundo continúan muriendo infectadas por el HIV en un estadio clínico avanzado, o SIDA, porque muchos países todavía no están preparados para diagnosticarlo y curarlo: esta es la fotografía tomada por el nuevo informe de Médicos sin Fronteras”.

“No hay tiempo que perder. Hoy la mitad de las nuevas infecciones por HIV conciernen a las llamadas poblaciones en riesgo como homosexuales, consumidores de drogas, sex worker y detenidos. También fueron afectados, el año pasado, 160.000 niños por debajo de los 9 años: un número por debajo del 41% de 2010, pero asimismo enorme si se piensa que cada día 320 menores mueren a causa del virus”, detalló.

Finalmente, agregan desde Médicos sin Fronteras: “Así como está lejano el objetivo de contener los decesos por sida por debajo de las 500.000 personas en 2020. Un objetivo que “no será alcanzado sin una acción decisiva para mejorar la adhesión a la terapia y contra las interrupciones del tratamiento que determinan una alta mortalidad”.