Pirámide nutricional

Por qué la “pirámide nutricional” puede ser una mentira y un negocio

Pirámide nutricional

El mundo juzga y debate la forma de alimentarse.
<a href="https://elintransigente.com/mundo/salud/2020/03/10/por-que-la-piramide-nutricional-puede-ser-una-mentira-y-un-negocio/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-03-10T13:45:19-03:00">marzo 10, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-03-10T13:45:20-03:00">marzo 10, 2020</time></a>

La cuestión de la alimentación es tan delicada y clave que hoy es cuestionada en todo el mundo. La historia indica que el ser humano se ha alimentado a través de comunidades. Éstas la han modificado conforme avanzaba el tiempo y el entorno. Pasó el tiempo y con la llegada de la era industrial, los procesos de aceleraron. Esto hasta que se tomaron decisiones: la pirámide nutricional.

En los años previos al 1900, Estados Unidos publicó su primera dieta oficial a nivel país. Pese a que en ese entonces la nutrición era “nula” y no había expertos en la materia, se confeccionó un listado. Ya en 1940, varios países comenzaron a desarrollar determinados grupos alimenticios para que la población tuviera una “guía”.

Uno de esos grupos se destacó sobre el resto. Proponía cuatro secciones basadas en frutas y verduras; lácteos, carnes y proteínas; y cereales. Ya en los 70, Suecia intentó diferenciar entre alimentos básicos y complementarios. Entonces, la Unión Cooperativa Sueca objetó que “nadie sabía cuánto había que comer de cada uno de los cuatro grupos básicos”.

La famosa pirámide nutricional

Allí, entonces, nació la famosa pirámide alimentaria, con los grupos de alimentos, cantidades y variedades. Esto se expandió a todo el mundo en forma instantánea. Desde entonces, los gobiernos y las empresas emprendieron una lucha de lobby e intereses para determinar qué y cómo debía alimentarse la humanidad.

En 1992, Estados Unidos, elaboró oficialmente su primera pirámide, sólo con el objetivo de añadir los lácteos, lo único que la diferenciaba de la pirámide sueca. Así lograron inducir a la gente al consumo de lácteos que hoy es objetado en todo el mundo después de la infancia. El correr de los años determinó que la industria de los alimentos es un negocio millonario. Que numerosas organizaciones denuncian la matanza global del ser humano con el tipo de alimentación industrializada y ultra procesada.

En el medio, los seres humanos. Quienes aún se alimentan de productos orgánicos y cultivados por ellos mismos, llevan la delantera. Quienes lo hacen en países con culturas ancestrales respetando sus orígenes, también. Pero quieren están sometidos a la industria del marketing, los supermercados y los alimentos ultraprocesados, están en problemas. En serios problemas.