Lifschitz: “Demostramos que las obras se terminan”

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, inauguró un nuevo periodo de sesiones ordinarias de la Legistadura, el último de su mandato. Allí desarrolló un exhaustivo discurso, donde realizó una férrea defensa de su gestión como así también de las políticas que implementó el socialismo durante los últimos 12 años.

“Demostramos que las grandes obras se terminan, que los hospitales no eran maquetas y que las promesas se cumplen. Probamos que teníamos decisión para enfrentar la violencia y la inseguridad y que poseíamos un proyecto de desarrollo para Santa Fe”, resumió el gobernador, quien consideró que durante su mandato se le puso “un broche de oro a las gestiones de Hermes Binner y Antonio Bonfatti”.

Además, deslizando una crítica hacia el Gobierno de Mauricio Macri, agregó que su gestión se encontró con “un contexto nacional complejo”, donde tuvieron que afrontar “condiciones económicas adversas que han incrementado los niveles de pobreza y destruido puestos de trabajo y deteriorado el salario”.

“Han sido tres años largos muy vertiginosos, días muy intensos en los que pusimos todo nuestro esfuerzo para realizar la mejor tarea posible. A lo largo de nuestra gestión hemos batallado incansablemente por defender cada puesto del trabajo, por aumentar el empleo que se necesitan para las nuevas generaciones”, agregó.

Una de las grandes problemáticas que ha tenido la provincia, y sobre todo Rosario, fueron el alto nivel de inseguridad y el crecimiento del narcotráfico. Haciendo referencia a este tema, Lifschitz consideró: “No creemos en la militarización de la lucha contra el delito y el narcotráfico. Sí creemos en la firmeza de los gobiernos, el profesionalismo de las fuerzas de seguridad y las políticas de seguridad en vinculación con políticas de empleo”.

Al respecto, sostuvo: “Pusimos en marcha un plan de seguridad pensado en los múltiples aspectos del problema. Un primer objetivo fue profundizar la reforma policial, asumiendo la responsabilidad de ejercer el gobierno y control político de la fuerza y de la política de seguridad desde una perspectiva multidisciplinaria para la prevención, represión e investigación del delito y la violencia”.

Finalmente, consideró a la reforma constitucional (la gran causa que impidió que pueda buscar la reelección), como una de las grandes cuentas pendientes. “Es una gran deuda en mi opinión. No sería bueno, después de todo lo avanzado, que el proyecto quede guardado en un cajón”, concluyó.

<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/05/01/lifschitz-demostramos-que-las-obras-se-terminan/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-01T19:54:01-03:00">mayo 1, 2019</time></a>