Confirman un nuevo procesamiento para Cristina Kirchner

El delito en cuestión se basa en "incumplimiento de deberes de funcionario público".
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/05/08/confirman-un-nuevo-procesamiento-a-cristina/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-05-08T23:05:05-03:00">mayo 8, 2019</time></a>

La Cámara Federal porteña informó este miércoles un nuevo procesamiento que recae sobre la expresidente Cristina Fernández de Kirchner. En esta oportunidad se trata por un supuesto “incumplimiento de deberes de funcionario público”, al ser encontrados en su propiedad documentos históricos relacionados con José de San Martín e Hipólito Yrigoyen.

El hallazgo se dio en su casa de El Calafate en el marco de un allanamiento. Los documentos en cuestión son una carta de José de San Martín al militar chileno Bernardo O’Higgins, escrita en París durante su exilio, como así también un prontuario de Hipólito Yrigoyen, donde se destacan sus actividades desde el año 1906 al 1910.

De acuerdo a lo considerado por los camaristas, Martín Iruruzun y Leopoldo Bruglia, el delito en cuestión se basa en “incumplimiento de deberes de funcionario público”, debido a no que la expresidenta no informó la tenencia de estos documentos al Archivo General de la Nación.

En ese sentido, los jueces de la causa sostuvieron que “tanto la importancia como el valor histórico de las piezas bajo examen eran circunstancias ciertamente conocidas por la imputada” y agregaron: “Son considerados, por la ley, como patrimonio cultural de la sociedad y no deben ser atesorados en secreto para el usufructo personal”.

De acuerdo a esta situación, consideraron: “Tras su recepción, era no sólo esperable sino también ineludible que Fernández de Kirchner informara al Archivo General de la Nación su tenencia, pues ello era una obligación expresa de la ley, cuyo desconocimiento no puede alegar con éxito ni ampararse en una interpretación forzada de sus previsiones atento a la claridad normativa sobre el punto”, añadieron.

En tanto, según precisó diario Crónica, desde la defensa de la expresidente indicaron que ambos documentos le habían llegado a modo de obsequio y que no pensaban que fueran robados, ya que uno de ellos le fue entregado por el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putín.

Tras esta determinación, los jueces ordenaron el embargo de cien mil pesos a Cristina y la causa quedó al borde de ser elevada a juicio oral. El primer juicio oral contra la exmandataria arrancará el 21 de mayo, donde responderá por la causa Vialidad.