Cambiemos pidió dadores de sangre para Olivares

El diptuado se encuentra en estado crítico.

Luego de que el último parte médico sostuviera que el diputado Héctor Olivares se encuentra en terapia intensiva y se advirtiera que su vida «corre peligro», Cambiemos hizo un pedido formal hacia la comunidad solicitando dadores de sangre, que se deberán presentar durante la mañana del viernes en el Hospital de Agudos “Ramos Mejía”.

“Se necesitan dadores de sangre factor O o B (-) para el diputado Héctor Olivares”, comienza el comunicado, que agrega que “los interesados deben presentarse el viernes 10 de mayo de 8 a 11 en el servicio de Hemoterapia del Hospital de Agudos ‘Ramos Mejía’, ubicado en Urquiza 609, Ciudad de Buenos Aires”.

Además, posteriormente aclararon que los requisitos para poder donar la sangre serán “tener ocho horas de descanso, haber desayunado normalmente y llevar consigo el Documento Nacional de Identidad”.

El trágico hecho ocurrió a la mañana de este jueves, cuando el reloj todavía no marcaba las 7. El diputado nacional Héctor Olivares (Cambiemos-La Rioja) y el funcionario Marcelo Yadón pasaron caminando por la zona del Congreso. Allí, los atacantes los esperaron y les dispararon desde un auto.

Yandón recibió seis balazos y falleció, mientras que Olivares sufrió un impacto en el pecho, por lo que se encuentra en terapia intensiva y su vida «corre peligro», según el último parte médico dado a conocer por el subdirector del hospital Ramos Mejía, Juan Pablo Rossini.

En horas de la tarde, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, mostró un video de las cámaras de vigilancia de la zona, donde se puede aprecuar el momento en el que se produce el hecho. «A Yadón lo asesina un auto que estaba esperándolo. Él era el objetivo principal”, señaló la ministra.

Luego, se confirmó la detención de Rafael Cano Carmona, quien poseía la cédula azul que lo habilitaba a conducir el vehículo Volkswagen Vento desde el cual se produjo el ataque. Carmona sería cuñado de quien es, hasta el momento, el principal sospechoso: Juan Jesús Fernández, dueño del automóvil.

Compartir en: