Stornelli le pidió a Bonadio que indague a Valdés, Baratta y Schiavi

Esta medida fue requerida después de que se conocieran las nuevas escuchas. El fiscal asegura que el objetivo era desacreditar la investigaciones de los cuadernos.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/05/28/stornelli-le-pidio-a-bonadio-que-indage-a-valdes-baratta-y-schiavi/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-05-28T11:21:00-03:00">mayo 28, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-05-28T19:26:38-03:00">mayo 28, 2019</time></a>

El fiscal federal Carlos Stornelli le solicitó, el pasado lunes, al juez Claudio Bonadio que lleve adelante una indagatoria a Eduardo Valdés, Roberto Baratta y Juan Pablo Schiavi por considerar que los “mencionados armaron” una maniobra para desacreditar la investigación en la causa de los cuadernos de la corrupción, que investiga las coimas entregadas por empresas constructoras a funcionarios kirchneristas.

Stornelli utilizó como argumento los audios que tomaron estado público a partir de programas de TV el domingo por la noche y a partir de los cuales surgieron conversaciones entre el exembajador ante la Santa Sede y los presos en el penal de Ezeiza, quienes supuestamente hablan “en clave” adelantando lo que iba a suceder en la Justicia de Dolores. Por su parte, Valdés afirmó este lunes que esas escuchas telefónicas “son ilegales” ya que “las entregó Marcelo D´Alessio a la diputada Paula Oliveto” y señaló que “todo lo que dicen es mentira”.

“Es todo una operación mediática porque el viernes que viene se tiene que presentar Stornelli en Dolores y están preparando para ensuciar primero a Valdés y a los detenidos y después denunciar al juez Alejo Ramos Padilla”, enfatizó Valdés. Sin embargo, en una de las escuchas se puede evidenciar un diálogo entre Valdés y el exsecretario de Transporte Schiavi, días después de la detención del ex secretario privado de Cristina Kirchner, Isidro Bounine, quien luego fue liberado.

En el diálogo se indica: —¿Está movido el ambiente? —pregunta Schiavi. — Va a haber novedades, quedate tranquilo. Operativo Puf… Bonadio, Stornelli, Puf… —le replica Valdés. — Estamos preocupados por lo de Isidro, no sabemos si lo llevan a Ezeiza —responde Schiavi.
— Puf es puf. Puf es puf el otro domingo… Vivoresky. No este domingo, el otro. ¡Puf, pero Puf Puf! Stornelli se va a la concha de su madre con el otro. Los que te cagaron a vos, Juan Pablo… Primera instancia. Fue un muy buen trabajo, sumado a los cacerolazos de los viernes, jaque mate.

Al ser consultado, el exsecretario de Inteligencia Oscar Parrilli dijo que desconocía el contenido de escuchas difundidas por medios de comunicación. Además, sobre una supuesta “operación puf” dijo: “¿Te referís a ´pus pus´? ¿A Comodoro Py?”. De esa forma, Parrilli evitó opinar sobre la difusión de escuchas donde ex funcionarios dialogan con presos por casos de corrupción.

Según informó El Intransigente, el primero en romper el silencio después del informe denominado “Operación Puf” fue Valdés, quien aseguró que “esto lo hacen para que Stornelli no vaya a declarar el viernes. Stornelli es un delincuente que tiene 8 causas y espió a la pareja de su exmujer”. “El abogado de Stornelli en TN reconoció que las escuchas que dio Elisa Carrió son ilegales. Me vienen escuchando desde noviembre del año pasado cuando invité a mi casa a Alejandro Fantino y a Cristina Kirchner, y luego Daniel Santoro le contó a D’Alessio sobre lo que le había contado Fantino, por eso aparecen en el expediente Romina Manguel y Fantino”, agregó.

“También aparece María Eugenia Vidal, pinchan los teléfonos de los Jueces de la Corte, Rosenkrantz, Rosatti”, denunció y agregó una escena puntual: “Natacha Jaitt fue invitada a Mirtha Legrand para humillar a personas que no piensan como ellos. En la casa de D’Alessio se encuentra el contra expediente de cómo se armó esa cena, está el Fiscal Maragalla”.