Incertidumbre sobre la fórmula presidencial de Macri: “No tiene que ir un radical, pero puede ir un radical”

Federico Pinedo se refirió al armado electoral de Cambiemos y apuntó contra Alberto Fernández.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/06/07/incertidumbre-sobre-la-formula-presidencial-de-macri-no-tiene-que-ir-un-radical-pero-puede-ir-un-radical/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-06-07T17:11:47-03:00">junio 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-06-07T18:49:24-03:00">junio 7, 2019</time></a>

Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, se refirió al posible acompañante de Mauricio Macri en la fórmula presidencial, y remarcó que no necesariamente “tiene que ir un radical”. También se refirió al debate entre candidatos y los dichos de Alberto Fernández: “No quiere debatir, es un problema de él”, dijo.

En el marco del programa “Cambio de Roles” en el que participan distintas universidades del país, el dirigente del PRO fue consultado por la prensa sobre quién debería ser el acompañante en la fórmula que llevará Mauricio Macri como candidato a la presidencia: “No tiene que ir un radical, pero puede ir un radical”, respondió.

Asimismo, no descartó que se pueda repetir la fórmula del 2015, y que Gabriela Michetti vuelva a presentarse como candidata a la vicepresidencia: “Lo más importante es que quien ocupe la vicepresidencia trabaje en equipo con el presidente y que lo decida el presidente, sobre propuestas que le van a arrimar los partidos de la coalición”.

Por su parte, Pinedo hizo mención a las declaraciones del precandidato presidencial de Unidad Ciudadana, Alberto Fernández, respecto al debate presidencial. El exjefe de Gabinete había manifestado que debatir “con un mentiroso” no tenía sentido: “Sólo les pregunto, ¿para qué sirvió el último debate presidencial?”.

En ese marco, Pinedo retrucó las declaraciones de Alberto Fernández: “Se ve que no quiere confrontar puntos de vista frente al pueblo ni tampoco cumplir con una ley. Es un buen comienzo de campaña”, ironizó el dirigente de Cambiemos. “No quiere debatir, es un problema de él”, agregó.

Desde 2016 rige en el país la ley de Debate Obligatorio (27.337 ) entre todos aquellos candidatos a presidente que hayan superado el piso de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Según la normativa, el debate tendrá como objetivo “dar a conocer y debatir ante el electorado las plataformas electorales de los partidos, frentes o agrupaciones políticas”.

Si bien, en 2015 se realizaron dos debates, uno en las PASO y otro de cara al balotaje, la organización del evento estuvo a cargo de la agrupación “Argentina Debate” y no fue de asistencia obligatoria. Con la sanción de la ley en 2016, las reglas del debate ya están preestablecidas de antemano, y habrá sanciones para los candidatos que no quieran participar del encuentro.