“Macri es un bandido, un mafioso”

Víctor Hugo Morales cargó contra el presidente en su editorial radial. "Daría cualquier cosa por encontrármelo un día y decírselo en la cara", enfatizó.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/07/11/macri-es-un-bandido-un-mafioso/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-11T14:39:37-03:00">julio 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-11T14:39:38-03:00">julio 11, 2019</time></a>

Tras escuchar el adelanto de la entrevista que le hizo Marcelo Longobardi al presidente Mauricio Macri, la cual será transmitida por la cadena internacional CNN, Víctor Hugo Morales se descargó en su programa radial. “Es un bandido, un mafioso. Daría cualquier cosa por encontrármelo un día y decírselo en la cara”, arremetió el conductor en AM 750.

“Que llueva, que haya un sol que parta la tierra, pero no me pongas a Macri. No le pongamos a Macri a la pobre gente para empezar el día, mintiendo con esa capacidad de un bandido. Cuando él está en algo sucio, bien feo, es cuando más miente y también aprovecha las circunstancias”, arrancó su editorial el periodista, haciendo alusión al adelanto de la nota que le hicieron al jefe de Estado.

“Es impresionante, es impactante, es enloquecedor, es abrumador, te deja indefenso, no sabés qué decirle. Daría cualquier cosa por encontrármelo un día, de verdad, ya hay una especie de urgencia, y poder decírselo en la cara. Además, tengo la autoridad porque mintió sobre mí en su momento. La verdad uno se sale de la vaina porque este tipo es un bandido”, enfatizó el comunicador, de 71 años.

“La indignación es una cosa que se te hace divertida cuando podés decirle, con una autoridad que te da tu corazón y tu razonamiento, cualquier cosa a estos tipos, por más poderosos que sean. Es un bandido, no tiene nombre. Está hablando a través del vértice neoliberal del continente, la herramienta más poderosa para mentir: la CNN es una herramienta política, es tan fuerte como la embajada de los Estados Unidos”, agregó.

“Millones de latinoamericanos, que solamente van a ver eso, creerán que C5N y Página 12 son los medios opositores con los cuales Macri no puede convivir. Es una cosa demencial lo que dice este hombre, es una falta tan grande de respeto a la razón. Qué sería de los otros Gobiernos que convivían con Clarín, La Nación, Perfil, Popular, América, Telefe, Canal 13, TN, 300 canales”, sostuvo Víctor Hugo.

Luego, el locutor y escritor uruguayo argumentó: “C5N no llega a cubrir el 2% del espectro informativo que hay en la República Argentina. Los periódicos tradicionales, Clarín y La Nación, suman más de 15 veces lectores que Página 12. Es decir, le queda el 90% propio de los medios y este sinvergüenza, este bandido, no puede convivir contra eso. Es un bandido. Es un hombre surgido de la mafia y se manejó con una gran habilidad”.

“Enhorabuena que haya medios de comunicación que van contra la mafia, los robos y las mentiras de Macri y Clarín. ¡Viva Dios que hay un par de medios que trabajan de una manera distinta! En Argentina, cualquiera sabe cuáles son los alcances de C5N y que no es absolutamente opositora a la establishment gubernamental nacional: hay una diferencia grande entre los puntos de vista de sus conductores”, manifestó.

A raíz de esto, diferenció los mencionados medios con los del Grupo Clarín: “Ni siquiera es monopolítico como podría ser TN, por ejemplo, que no te podés salir de cause ni un milímetro y donde la calidad de los periodistas se definen por la capacidad que tienen para decir lo que quiere escuchar (Héctor) Magnetto. En consecuencia, hay una notable capacidad profesional en C5N, abrumadora, y una relativa capacidad profesional en TN”.

En tanto a las declaraciones del mandatario sobre los gremialistas de Camioneros, La Bancaria y del sector aeronáutico, comentó: “Él puede decidir la persecución contra quién se le antoje. Ahora, los demonios que quieren fabricar Macri, Magnetto y Saguier se llaman Palazzo y Biró. Moyano ya es un viejo candidato. Ahí lo tenemos a Macri contándoles de los sindicalistas a un país que no tiene sindicalismo casi”.