“La Argentina no soporta más la división que ha sufrido en estos años”

El precandidato del Frente de Todos aseguró que "Macri ya es parte del pasado".
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/07/22/la-argentina-no-soporta-mas-la-division-que-ha-sufrido-en-estos-anos/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-22T23:00:05-03:00">julio 22, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-23T00:05:00-03:00">julio 23, 2019</time></a>

El precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró hoy que “la Argentina no soporta más ni la contradicción ni la división que ha sufrido en estos años” y agregó que nunca estuvo a favor del cepo cambiario. Además, consideró que “Mauricio Macri es parte de pasado”.

En su visita a TN, Fernández se refirió a la polarización y manifestó: “Hay que reconocer que en los últimos años de Cristina la confrontación creció y nadie lo utilizó mejor que Macri”. En ese sentido, sostuvo que “el juego de la grieta ha dejado gente de los dos lados” por lo que llamó a “parar con esta problemática” y  expresó: “Estoy harto del juego de los trolls del Gobierno”.

Por eso, sostuvo que “La Argentina no soporta más ni la contradicción ni la división que ha sufrido en estos años” y, debido a esto, aseguró que “Macri es parte de pasado. Del más reciente, pero parte del pasado también”. Luego, se diferenció: “Nosotros tenemos que pensar en el futuro”.

Luego, consultado sobre cómo llevaría adelante la negociación con el Fondo Monetario Internacional, a quien la Argentina debe abonarle la deuda tomada por el Gobierno de Cambiemos. “La relación con el FMI va a ser la misma que en 2004, cuando la recuperamos y pudimos pagarle. El que no puede pagar es Macri”, dijo Fernández.

Por otro lado, haciendo hincapié en los problemas económicos que mantiene la Argentina, expresó: “El problema que tenemos no lo generan los argentinos que comprar dólares para ir al exterior. Lo genera un sistema que favorece el juego de los capitales golondrinas y de la bicicleta financiera”.

Al respecto, el exjefe de Gabinete manifestó que no tiene “problemas con la apertura comercial”, pero los tiene con “la apertura se lleva puesta a la Argentina”. Posteriormente, aclaró: “Yo nunca estuve a favor del cepo, era como poner una piedra en la puerta giratoria. Es una salida inconsistente. Macri resolvió eso tomando deuda”.

Finalmente, respondió sobre las posturas y las relaciones bilaterales que mantendría con Estados Unidos y con Venezuela. Allí, aseguró que con el país norteamericano “hay que convivir y respetarse. Tener una relación madura”. Finalmente, concluyó: “Con Venezuela hay que generar un canal de diálogo que ponga institucionalidad, recupere la convivencia democrática y saque al país de la crisis humanitaria en la que está hoy”.