D’Alessio confirmó que trabajaba para la AFI y desligó a Stornelli de la causa por espionaje y extorsión

El falso abogado, detenido en la causa por espionaje y extorsión, declaró en los últimos días ante el juez Julian Ercolini por un expediente análogo.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/07/25/dalessio-confirmo-que-trabajaba-para-la-afi-y-desligo-a-stornelli-de-la-causa-por-espionaje-y-extorsion/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-07-25T15:16:04-03:00">julio 25, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-07-25T18:28:07-03:00">julio 25, 2019</time></a>

Marcelo D’Alessio, el falso abogado detenido en el marco de la causa por espionaje ilegal y extorsión, volvió a brindar testimonio ante la Justicia y aseguró que trabajaba para la Agencia Federal de Inteligencia (AFI). Además desligó al fiscal Carlos Stornelli de la causa, y responsabilizó a un directivo de la SIDE como la persona que lo involucró en el organismo.

El operador judicial declaró días atrás ante el juez federal Julián Ercolini, quien lleva una causa análoga a la que lleva el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla. El expediente que maneja Ercolini tiene que ver con la denuncia del propio Carlos Stornelli: el fiscal radicó una denuncia contra D’Alessio por la utilización de su nombre y figura para extorsionar a otras personas.

En su declaración ante Ercolini, D’Alessio confesó que fue convocado a trabajar para la AFI por medio de Ricardo Bogoliuk, un excomisario que también se encuentra detenido por el Juzgado de Dolores. En ese marco, D’Alessio comentó que desde la agencia de inteligencia le realizaron una “prueba piloto” para sacarle información al empresario agropecuario, Pedro Etchebest, sobre determinados negocios.

De allí deriva el inicio de la causa judicial: D’Alessio presionó a Etchebest para que pague una suma de dinero, con el beneficio de no ser investigado en la causa de los cuadernos que lleva adelante Carlos Stornelli, argumentando una presunta “relación de amistad” con el fiscal. La causa conocida como “cuadernos” investiga el vínculo entre empresarios y funcionarios del Gobierno interior.

Sin embargo la extorsión no funcionó y Etchebest denunció a D’Alessio, presentando las pruebas del apriete. Según la versión que brindó D’Alessio ante Ercolini, fue Bogoliuk quien lo instó a hablar a Etchebest sobre funcionarios del ámbito de la política o judiciales, como Stornelli, Patricia Bullrich, Elisa Carrió y Leonardo Fariña, que son nombrados en distintas conversaciones.

Por su parte, el falso abogado apuntó contra un directivo de la antigua SIDE, Pablo Pianamonti, quien le habría propuesto realizar esta prueba piloto con el objetivo final de comenzar a trabajar en el organismo de inteligencia. Asimismo, en su declaración, Marcelo D’Alessio desligó a Carlos Stornelli de la causa y aseguró que el fiscal “jamas conoció como tal” a Pedro Etchebest y que jamás mantuvo una conversación vinculada a una “actitud espuria” con el funcionario judicial.

Stornelli fue citado a declarar ante el juzgado de Dolores en distintas oportunidades, pero nunca asistió. Las reiteradas ausencias hicieron que el juez federal de ese distrito, Alejo Ramos Padilla, lo declarara en situación de “rebeldía”. Desde la defensa de Stornelli argumentan una que Dolores no es la jurisdicción correspondiente para llevar adelante la investigación y solicitaron su traspaso a Comodoro Py.