Bassano: “Deberíamos pensar la energía como derecho humano y no como mercancía”

El titular de Defensa de Usuarios y Consumidores dialogó con El Intransigente sobre la política energética del Gobierno.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/01/bassano-deberiamos-pensar-la-energia-como-derecho-humano-y-no-como-mercancia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-01T15:53:54-03:00">agosto 1, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-01T18:02:51-03:00">agosto 1, 2019</time></a>

Osvaldo Bassano, titular de la Asociación Defensa de Usuarios y Consumidores (ADDUC), se refirió a la política energética del Gobierno Nacional y aseguró que, en caso de haber una elección favorable, se van a producir incrementos a partir de diciembre. En diálogo con El Intransigente también cuestionó la implementación de los medidores de electricidad prepagos: “Es una estafa”.

Durante los meses de invierno las facturas del gas llegarán con un descuento del 20% que se abonarán a partir de diciembre. La decisión del Gobierno tenía el objetivo de aliviar el pago de grandes facturas durante los meses de invierno, período de mayor consumo de gas. Para Bassano, la política energética del Gobierno responde a una “transferencia de ingresos hacia grandes corporaciones y empresas amigas”.

En ese sentido, explicó que la intención del Gobierno es sostener las boletas estables hasta diciembre, mientras que las empresas energéticas piden aumentos: “Las corporaciones están reclamando más incrementos, pero no es un aumento necesario para sigan funcionando las empresa de energía. Le reclaman ganancias: se han enriquecido tan ferozmente en los últimos año que no pueden aceptar que se les baje el ingreso”.

Sin embargo destacó que, en caso de tener una elección favorable, el Gobierno “va a acelerar” el incremento de los servicios: “No va a haber energía eléctrica par más del 70% de la población porque lo van a exportar todo. El país se dividirá en dos partes: la miseria, la pobreza y la muerte y por otro lado los ricos que serán un 15% del país. El resto no va a poder acceder a ninguno de esos servicios”.

Por su parte se refirió al sistema de electricidad prepago que muchas empresas energéticas comenzaron a implementar, y consideró que es una “voracidad” permitida por el ENRE. “Significa que usted va a comprar como la tarjeta sube, y le recargara 150 kw. Lo que ocurre es que el servicio sigue funcionando si se termina la carga, y cuando usted va a compra la misma cantidad tiene menos carga y así sucesivamente”, explicó.

“Cuando usted termina de sacar la cuenta de lo que mensualmente hizo las cargas, gasto mucho mas que con un servicio pago normal, por eso hay gente que no está usando energía eléctrica”, agregó al mismo tiempo que cuestionó la medida: “Tiene un servicio que es malísimo, pero es a lo que ha llegado la Argentina con un gobierno que no le interesan las personas”.

Por último, Bassano descartó que la implementación de este sistema signifique una solución para los sectores más vulnerables. “Si ellos quieren que no haya exclusión primero tienen que cobrar a la gente lo que corresponde y no las tarifas desmedidas que están cobrando. Deberíamos pensar una energía como derecho humano y no una energía como mercancía, como lo toman ellos”, finalizó.