Procesaron al periodista Daniel Santoro por tentativa de extorsión

Según el juez federal Ramos Padilla, fue "partícipe necesario" en la asociación ilícita del falso abogado D'Alessio.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/07/procesaron-al-periodista-daniel-santoro-por-tentativa-de-extorsion/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-07T10:24:41-03:00">agosto 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-07T10:24:42-03:00">agosto 7, 2019</time></a>

El periodista Daniel Santoro fue procesado sin prisión preventiva por presunta coacción y tentativa de extorsión. La resolución fue dictada por el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, y corresponde a la causa que investiga supuestos actos de espionaje y chantaje en causas judiciales. Asimismo, se amplió el procesamiento con prisión preventiva del falso abogado Marcelo D’Alessio.

En su determinación de más de 258 págnas, el magistrado de la provincia de Buenos Aires encontró al comunicador Santoro como “partícipe necesario” en la aparente organización liderada por D’Alessio y que tiene como víctimas al exdirectivo de la petrolera venezolana PDVSA, Gonzalo Brusa Dovat, y el empresario patagónico Mario Víctor Cifuentes.

Aunque no deberá permanecer en la cárcel mientras avanza la investigación, el redactor del periódico Clarín fue procesado por “presunta coacción y tentativa de extorsión” y “no podrá ausentarse de su lugar habitual de residencia por un término mayor a los 10 días sin aviso previo al Tribunal”. Por ende, necesitará autorización judicial para viajar al exterior del país.

Al mismo tiempo, le fueron embargados sus bienes hasta cubrir la suma de tres millones de pesos. No obstante, el magistrado aseguró que hubo “falta de mérito” en tanto a la acusación de que integra la asociación ilícita de red de espionaje político-judicial. A quien está señalado como líder de esta banda, D’Alessio, se le amplió el procesamiento con prisión preventiva.

El lunes pasado, los abogados del comunicador habían pedido la destrucción inmediata del informe con las llamadas entrantes y salientes de su celular del periodista para evitar una violación al secreto profesional periodístico, normativa que está consagrada por el artículo 13 de la Constitución Nacional como así también varios tratados internacionales.

Como bien publicó El Intransigente, cuando Ramos Padilla había llamado a indagatoria a Santoro, en junio, afirmó: “Se ha corroborado prima facie no sólo el vínculo de conocimiento y confianza que mantenía, sino además su participación y su aporte en las actividades ilegales que llevaba adelante la organización delictiva investigada”.

“Además de ser un usuario de la información que le proveía, la misma con posible conocimiento de que provenía de actividades de inteligencia prohibidas que se realizaban sobre empresarios o dirigentes políticos, también habría brindado de manera confidencial información a D’Alessio respecto de las actividades de sus colegas”, agregó el magistrado.