Leuco: “Ya no es el caso Santoro, se están metiendo con el corazón de la actividad periodística”

El periodista defendió a su colega y cuestionó la labor del juez federal Alejo Ramos Padilla.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/09/leuco-ya-no-es-el-caso-santoro-se-estan-metiendo-con-el-corazon-de-la-actividad-periodistica/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-09T09:47:21-03:00">agosto 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-09T10:47:04-03:00">agosto 9, 2019</time></a>

El periodista Alfredo Leuco estuvo en el programa radial ‘Cada Mañana’ y se refirió al procesamiento judicial al que fue sometido su colega Daniel Santoro. Para introducir el tema, el conductor, Marcelo Longobardi planteó: “El asunto de Santoro se desconectó del origen del problema y hay un aspecto que ha tomado vida propia, que es la investigación que el juez ha ordenado hacer”.

Inmediatamente, después el periodista invitado comentó que es necesario impulsar un juicio político contra el juez de Dolores, Alejo Ramos Padilla, magistrado que lleva adelante la investigación de espionaje ilegal y persecución política. “Se está metiendo en los contenidos periodísticos, en la mirada periodística, en la opinión que tiene un periodista. En el periodismo las opiniones deben ser absolutamente libres”, planteó Leuco.

Por otro lado, explicó que en Estados Unidos existe la posibilidad de castigar a un periodista cuando se demuestra que hizo algo apropósito, por ejemplo, que escribió algo sabiendo que la información es falsa. Pero el caso de Santoro, de acuerdo con su postura es distinto y la Justicia está jugando con la subjetividad del acusado, generado una ‘operación psicológica’. “Se le ha terminado de caer la careta formal al juez Ramos Padilla, integrante de Justicia Legítima, un hombre fanático defensor del kirchnerismo con la camiseta puesta”, acusó.

Leuco se mostró muy indignado y aseguró que el juez de Dolores ha superado un límite, al procesar a su colega. “No estamos defendiendo la corporación del periodista, no estamos defendiendo el derecho nuestro de comunicar u opinar, estamos defendiendo el derecho de los televidentes o los oyentes y los lectores a conocer la opinión y la información lo más verídicamente posible”, argumentó.

La crítica de Leuco fue más allá y trajo a colación que los enfrentamientos entre el periodismo y la política es una cuestión histórica de Argentina. “La referencia al tema de esta guerra judicial, esta asociación que el propio papa Francisco plantea entre los grandes medios de comunicación y las corporaciones económicas para perjudicar a los movimientos populares de América Latina es otro concepto peligroso. Las organizaciones de periodistas, los colegas en forma individual, ahora ya no es el caso Santoro, se están metiendo con el corazón de la actividad periodística”, analizó.

Asimismo, aseguró que también existe una relación directa entre la Justicia y la política.  “El presunto tribunal que va a juzgar, que es Adolfo Pérez Esquivel, también tiene una mirada y una opinión. ¿Quién va a integrar ese tribunal además de Pérez Esquivel, Hebe de Bonafini?”, cuestionó el periodista filtrando su posición respecto a la falta de objetividad en el procesamiento de Daniel Santoro.

Según el famoso periodista, se viven tiempos difíciles para el periodismo por la nueva dinámica de las redes sociales. “Si hoy vez lo que ha pasado en el New York Times, el diario más importante, que ha corregido un título de tapa por una reacción negativa que han tenido las redes sociales, es un tema más conceptual que tiene que ver con la teoría de comunicación en estos tiempos”, advirtió.

Finalmente, determinó que el caso de Santoro es una excusa y cierto bloque político va por todo. “Van por la opinión y van en contra de los periodistas. Como ha ocurrido en Venezuela. Están preparando el terreno para el caso que haya un triunfo electoral de la fórmula que lidera Cristina Kirchner. Esto es simplemente un anticipo, el vermouth de la cena que se viene. El principal insumo del periodismo es la libertad. Sin la libertad no existe el periodismo”, vaticinó.