Si se dan los mismos resultados de las PASO, ¿cómo quedaría conformado el Congreso?

El contundente triunfo del Frente de Todos generaría un cambio importante en la Cámara Baja y Alta.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/12/si-se-dan-los-mismos-resultados-de-las-paso-como-quedaria-conformado-el-congreso/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-12T08:17:49-03:00">agosto 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-12T09:09:51-03:00">agosto 12, 2019</time></a>

La contundente victoria de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri en las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias del 11 de agosto generarán un cambio muy importante en el escenario político a partir del 10 de diciembre, en caso de que se repitan los números. El candidato del Frente de Todos le ganó al Juntos por el Cambio con el 47% de los votos. El oficialismo, apenas pasó el 32%, esto significa que podría haber un triunfo en primera vuelta de Fernández-Fernández.

Si esto ocurriera, también habría un cambio drástico en la conformación del Congreso Nacional, donde durante estos cuatro años Cambiemos, aun siendo la primera minoría, siempre tuvo mejor posicionamiento que el kirchnerismo. Si se repiten los porcentajes de la elección de ayer, el escenario cambiaría. Es un hecho que el oficialismo seguiría teniendo una marcada presencia, pero el Frente de Todos, en alianza con gobernadores, podría conformar un importante interbloque que lo acerca a la mayoría en ambas Cámaras.

Puntualmente, en Diputados, Juntos por el Cambio renovará 45 de sus 107 bancas y, con estos resultados, renovaría solo 43. Esto haría que pierda dos y quedaría en 105. No está nada mal, pero resta visualizar cómo reaccionará el bloque y si hay alguna ruptura, lo cual debilitaría más el espacio. Por otro lado, el kirchnerismo propiamente dicho, que pondrá en juego 39 de 65 bancas, obtendría 74 lugares, quedándose con 110 escaños. Si bien es menor que Cambiemos, probablemente se generen alianzas con los otros bloques peronistas, que quedaron muy disminuidos.

Un ejemplo de ello es Argentina Federal, el bloque de gobernadores que se formó cuando todavía existía la posibilidad de la conformación de una tercera vía que le disputa la presidencia a los espacios de la grieta política, que se reduciría de 33 a 18. Este mismo panorama se verá en el Frente Renovador, que perdería 10 diputados y se quedaría con 3, y en Red por Argentina, que se irían 8 de 10 bancas. Si hacemos la suma de estos puestos, el kirchnerismo obtendría 123 y para tener quórum se necesitan 130, que podrían alcanzarlo con bloques menores de la Unidad Justicialista, Hacemos por Córdoba, Juntos Somos Rio Negro u otros bloques.

Massa, aspirante a primer diputado del Frente de Todos, por su parte, se convertiría en el presidente de la Cámara, en reemplazo de Emilio Monzó. Todo indica que, si los resultados son los mismos en octubre, la supremacía en el Congreso la tendría el kirchnerismo. Está claro que Consenso Federal, espacio en el cual Massa se desligó, pone en juego 4 lugares y obtendría 5. Todo indica que no habrá una alianza si obtienen una buena performance en la elección general.

En cuanto al Senado, podría haber novedades bastante interesantes, aunque la incertidumbre sobre cómo actuará el peronismo tradicional es mucha, debido a que en la Cámara alta no suele comportarse como Diputados.  Los senadores responden más a sus gobernadores y no es tan factible que los del PJ decidan aunar filas detrás del kirchnerismo. Es probable que actúen como interbloque en ciertas discusiones, pero esto se desarrollará tema por tema.

El Frente de Todos sería uno de los bloques más importantes en el Senado. Hoy tienen 9 bancas y arriesgarán 3. Sin embargo, con estos resultados de las PASO, ganarían 14, lo que les daría un número total de 20. Hay que sumarle que Cristina Fernández de Kirchner sería la presidenta del cuerpo, reemplazando a Gabriela Michetti. Cambiemos tendría una merma considerable de su espacio. Con los números de ayer, se agrandaría de 25 a 27, pero habrá que ver qué sucede con los partidos que la conforman.

Hay que tener en cuenta que los vientos están a favor del kirchnerismo, que podría recolectar voluntades de nombres importantes, como Miguel Ángel Pichetto, Pedro Gustavino y Rodolfo Urtubey, que en el último tiempo de mostraron muy comprometidos con lo que era Argentina Federal. Otra de las presencias que tendrán preponderancia en el Senado son Marías Rodriguez, de Tierra del Fuego; Mariano Recalde, de la Ciudad; Oscar Parrilli, de Neuquén y Jorge Capitanich, de Chaco.