Alberto Fernández: “No me animaría a decirle a un Presidente lo que tiene que hacer”

El candidato a Presidente del Frente de Todos se refirió a la conversación que mantuvo hoy con Mauricio Macri.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/14/alberto-fernandez-no-me-animaria-a-decirle-a-un-presidente-lo-que-tiene-que-hacer/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T21:49:54-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T21:50:19-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

El candidato a Presidente de la Nación por el Frente de Todos, Alberto Fernández, brindó una conferencia de prensa en la que se refirió a la conversación que mantuvo este miércoles con Mauricio Macri. “Cuando me llamó el Presidente, estaba dando clases. No lo pude atender. Cuando salí, vi su mensaje y le contesté. Le propuse que hablemos y él me llamó”, indicó.

“Tuvimos una buena charla. Me planteó su preocupación por el estado de las cosas. Le di mi opinión sobre lo que creía que estaba pasando y le manifesté de ayudar en lo que estuviera a mi alcance, teniendo en cuenta que yo sólo soy un candidato a Presidente. No soy un Presidente electo”, explicó Fernández en una conferencia de prensa realiza en horas de la tarde.

“El resorte y el manejo de la economía lo tiene el Presidente pero obviamente todos queremos preservar la institucionalidad y que todo transcurra en paz. Todos queremos que los argentinos estemos tranquilos. Le expresé mi compromiso de colaborar dentro de los límites, porque está claro que Macri y nosotros representamos cosas diferentes, tenemos miradas muy distintas del país y por lo tanto, tampoco me es fácil avalar sus políticas porque sino, no hubiese sido lo que soy: un opositor”.

En instalaciones de sus oficinas, en el barrio porteño de San Telmo, el exjefe de Gabinete destacó que la charla con Macri “fue una buena forma de tratar de llevar tranquilidad al país y a los mercados. Todos queremos que la economía se estabilice, tenemos miradas diferentes de cómo encarar el futuro pero es parte de la lógica política que estamos debatiendo cómo tiene que ser el país”.

“Sentimos que la gente ha respaldado nuestra propuesta y queremos defender esa propuesta. Esa propuesta no supone riesgo de default, ni riesgos de no pagar la deuda ni desconocer obligaciones que el Estado ha contraído, pero sí supone una lógica de funcionamiento distinta de la economía” agregó el compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner.

Consultado sobre una reunión entre ambos, Fernández aclaró que “no hace falta que nos veamos, hace falta que tengamos un diálogo franco. Lo que sí hicimos como dijo el Presidente en el tuit, es dejar un diálogo permanentemente abierto para ayudarnos. Él es el Presidente y la verdad es que no hace falta que me vea, lo que sí hace falta es la posibilidad de hablar. Yo tengo toda la voluntad de ayudar a superar el trance pero la verdad que no puedo hacer nada. Yo no tengo ni un diputado a quien decirle lo que tiene que hacer”.

“Creo que hemos dado un paso y por eso estamos más tranquilos y ahora el Presidente tiene que tomar las medidas que tenga que tomar. Las medidas que anunció en la mañana, pueden ser vistas de diferentes modos. Sirven para alentar el consumo, pero en el contexto en que se dan pueden ser muy riesgosas pero no quiero que salgan mal, quiero que le sirvan a la Argentina”.

Sobre las tres jornadas de volatilidad del dólar, el candidato presidencial aseguró que “no valía lo que valía, me la pasé diciéndolo toda la campaña. Para que haya estado donde estaba, había que pagar 63 puntos de tasa de interés de las Leliq. Hoy el dólar llegó a $61 y pagaron más de 70 puntos de tasa. Como yo decía algo estaba contenido en el mundo financiero”.

En tanto, sobre su pronóstico hacia las elecciones de octubre y luego hasta fin de año, Fernández dijo que “el Presidente tiene que llegar al 10 de diciembre y tenemos que hacer todos los argentinos el esfuerzo para que no nos hagamos más esa pregunta: cómo llegamos al 10 de diciembre. El 10 de diciembre es la fecha del traspaso y hay que ayudarlo al Presidente a llevar a cabo esta transición que a él también le preocupa”.

“Está claro que no tengo muchos puntos de acuerdo con el Presidente. El único que tal vez tengamos ahora es que los dos estamos preocupados de que esta realidad no siga lastimando a los argentinos pero la solución está en sus manos, no en las mías. Si me pongo a mirar para atrás voy a seguir encontrando diferencias, quisiera que miremos para adelante y veamos cómo sortear este problema”.

Sobre el pedido de disculpas que realizó Mauricio Macri por la conferencia de prensa del día lunes, luego de las PASO, Fernández señaló que “no soy yo quien tiene que juzgar esa postura o esa conducta del Presidente”. Y agregó que “públicamente aseguré, no lo hablé con él, que está en una condición muy compleja que es la de candidato y Presidente y lo que pido ahí es que prime la condición de Presidente. Y me parece que lo que anunció tiene más que ver con una necesidad de mostrar en campaña algo que no hizo antes y que el contexto en el que lo hace es muy pero muy riesgoso”.

“Si Lavagna puede aportar algo, el que debería llamarlo es el Presidente no yo. Si el puede aportar algo a mí me parecería muy bien y por lo que lo conozco, debe tener una mirada muy parecida a la mía” añadió. En tanto, indicó también que “quisiera que la economía se tranquilice, que todo se ordene, que todos los que estuvieron vociferando que nosotros éramos Venezuela se desdigan porque ellos fueron los que generaron este caos en el mercado internacional. Que esos dirigentes se den cuenta lo que han causado en la Argentina”.

Por último, el exfuncionario kirchnerista precisó que “nunca lo traté de usted. Le dije: como me llamaste hoy, llamame las veces que haga falta. Fue una charla cordial. Le sugerí cosas que me parecía que debería prestarle atención. Le di ideas mas generales de economía pero no me animaría a decirle a un Presidente lo que tiene que hacer. Queda entre él y yo”.