“Macri es un presidente sin rumbo, lo traiciona el discurso”

Foto: Twitter oficial de UDOCBA

El Secretario General de UDOCBA, Miguel Ángel Díaz, habló con El Intransigente acerca de las medidas anunciadas por el Gobierno nacional.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/08/14/macri-es-un-presidente-sin-rumbo-lo-traiciona-el-discurso/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-08-14T11:53:08-03:00">agosto 14, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-08-14T11:53:09-03:00">agosto 14, 2019</time></a>

El Secretario General de la Unión de Docentes de la provincia de Buenos Aires (UDOCBA), Miguel Ángel Díaz, habló en exclusiva con El Intransigente acerca de las medidas anunciadas por el presidente Mauricio Macri tras la derrota en las PASO y en el marco de una crisis económica que atraviesa el país. “Es un Presidente sin rumbo, lo traiciona el discurso”, fueron las palabras del dirigente respecto de la actuación del mandatario nacional en sus últimas apariciones públicas.

De esta forma, en cuanto a las medidas anunciadas por el Gobierno, Díaz admitió que “es como darle una aspirina a un enfermo terminal” y que “el que no quiere escuchar no escucha nunca”. En este contexto además, dijo que “hay que decirle al Presidente que él está gobernando, que no es el Espíritu Santo”. Por este motivo, señaló que la situación actual del Gobierno  “es de un cinismo que no tiene límites”.

Así, el dirigente también analizó los anuncios y aseguró que “es un Presidente sin rumbo, lo traiciona su discurso, el dice que la gente hace un año y medio la esta pasando mal y que el entiende, que escuchó, y  hoy ante toda una suerte de la cuestión electoral, quiere revertir esta situación porque eso es lo único que le importa”. Asimismo, explicó que “los asesores le han dicho que tiene que revertir su discurso 180 grados, pero esto no es una cuestión de revertir el discurso”.

En este punto, Díaz afirmó:  “Hay que revertir la vida de la gente y la gente esta muy mal, y si esto lo encaró desde lo electoral, va a tener un revés mucho más grande todavía, porque se nota en el ovillo la mentira”. De este modo, respecto de las medidas anunciadas, expresó que “son todos paliativos” y que “eso no cambia la esencia de la vida del argentino, son todas medidas que son electorales, semestrales, porque no tiene otro alcance y no se puede”.

En este sentido, insistió en que “la crisis es económica y política, no hay Presidente y entonces todas las medidas que se van a tomar es como querer hacer un traje y empezar por el bolsillo”. En este marco, aseguró que “hay que tomar medidas en serio y modificar esta situación para los argentinos”. En tanto, señaló que “son medidas mínimas, efectistas pero que no van a resolver el problema económico”, al tiempo que agregó “se dio cuenta tarde el hombre”.

Así, en cuanto a la situación en la provincia de Buenos Aires, Díaz dijo que “la Gobernadora es igual, es idéntica, es Macri con falda”. De este modo, indicó que “no podemos decir que es otra cosa porque nunca tuvo ningún sentimiento en contrario, no tiene rumbo”. Asimismo, el dirigente explicó que “para querer escuchar hay que llamar a las fuerzas vivas de la patria, como los sindicatos, empresarios”, ya que según su punto de vista “se escucha en un ámbito, no se escucha a la gente suelta en comentarios en la calle”.

“Si ellos son tan republicanos como dicen, tendrían que llamar y escuchar a toda la fuerza viva. Pero a eso le tienen miedo porque en realidad no quieren discutir”, fueron las palabras del Secretario General de (UDOCBA). En este aspecto, calificó de “muy débil” la posición del Gobierno y afirmó que se trata de  “un discurso muy psicótico, difícil descifrar porque no son claros”.

Respecto a su sector, el dirigente dijo que tienen “un retraso salarial”, que es “por capricho de la Gobernadora”. En este punto, enfatizó en que la Corte que tiene que sentir el republicanismo, “tiene que respetar los tres poderes”. Así, explicó que  ellos “es un juicio que ya lleva mas de 8 meses y no se resuelve”.  De esta manera, admitió que perdieron aproximadamente “un 23% en todo el Gobierno de Macri” y que “la Gobernadora no quiere escuchar nunca”.