“Debe avergonzarnos la opulencia con la que vivimos los porteños y las carencias que tiene el resto del país”

Así lo manifestó Alberto Fernández en Tucumán.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/11/debe-avergonzarnos-la-opulencia-con-la-que-vivimos-los-portenos-y-las-carencias-que-tiene-el-resto-del-pais/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T22:37:07-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T22:37:35-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

El candidato a Presidente de la Nación por el Frente de Todos, Alberto Fernández, participó este miércoles en la Provincia de Tucumán del acto central por el Día del Maestro. Allí apuntó a “hacer una Argentina federal”, destacó el rol de la educación y la ciencia. “Está en nuestras manos tener la sociedad que queremos”, sostuvo.

“Me pareció una idea espléndida venir a Tucumán en el Día del Maestro. Soy porteño, pero les he salido demasiado federal” aseguró Fernández al tiempo que apuntó que “vivo medio amargado y medio preocupado por lo distinto que es el país y por la desigualdad que el país tiene. Cómo hay sectores opulentos y cómo hay sectores sumidos en el retraso. Creo que una de las causas es que nos olvidamos de ser federales. La Constitución Nacional dice que lo somos, pero no es así”.

“Uno llega al norte argentino, rico en cultura, rico en su gente, enormes poetas. Ha llegado la hora de que la Argentina recupere la dignidad de prestarle atención a todos los argentinos. Porque no es posible seguir creyendo que hay argentinos de primera y argentinos de segunda. La Argentina es un país repleto de argentinos sin otro adjetivo y la Argentina del norte va a desarrollarse como se va a desarrollar toda la Argentina”.

“Y se terminó el país de segunda y el país de primera. Y yo les prometo que vamos a empezar a transitar ese camino, el mismo día en que me toque asumir la condición de Presidente. Muchas veces les digo a los porteños que debe avergonzarnos la opulencia con la que vivimos allí y ver las carencias que el resto del país tiene”, señaló Fernández ante un auditorio docente en el Teatro Mercedes Sosa de la capital tucumana.

En ese sentido manifestó que en la Ciudad de Buenos Aires “somos dignos pero no podemos vivir en paz viendo el desamparo que hay en el norte argentino. No podemos vivir así y no soy tampoco un hipócrita y no me voy a callar estas cosas. Y quiero poner estas cosas en la mesa para que empecemos a debatirlas ya para no perder más tiempo”.

“Lo primero que tenemos que hacer es hacer una Argentina federal que integre a toda la Argentina. Que le dé la oportunidad a todos los argentinos de nacer, crecer, educarse, trabajar y morir feliz en el mismo lugar donde nació. Esa es la obligación que tenemos como argentinos, no hay otra. Y para que eso ocurra, es imperioso que la educación funcione”.

“Hoy en día, las sociedades ricas son las sociedades que se educaron. Las que desarrollaron la inteligencia de su gente. Son las que prestan atención a la ciencia y la tecnología. Son las que amparan a los científicos, las que los impulsan a investigar y encontrar soluciones. Esas son las sociedades que crecen. El esfuerzo que tenemos que hacer es educar a nuestros chicos. Y que si se vuelven investigadores, el Estado los ayude para que la Argentina crezca”, consideró.

Asimismo, el compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner, detalló que “hay otros que piensan que la educación es un gasto y entonces dicen: no podemos gastar más en maestros. A esos hay que decirles que la educación es una inversión a futuro, que en verdad estamos invirtiendo para tener una mejor sociedad con mejor gente, con mejores ciudadanos. Eso tenemos que decirles”.

“No sé como pasó pero en la Argentina empezó a ser valioso que nuestros hijos vayan a escuela privada, que tengamos medicina prepaga o vivir en un barrio cerrado con seguridad privada y no nos dimos cuenta que mientras eso pasaba, el Estado se estaba olvidando sus misiones esenciales: educar, dar salud y seguridad. ¿Qué mejor condición de ciudadanía tenemos si nos hemos resignado a vivir sin eso? Soy hijo de la escuela pública y voy a trabajar para que todos los chicos se cultiven en la escuela pública”.

“Y no terminan ahí. Porque después dicen que no sirven las universidades públicas, porque total los pobres no llegan a la universidad pública. ¡Qué vergüenza! ¿Eh? Todo se ha tergiversado tanto, que estas cosas las tenemos que reivindicar. Ahora nos dicen que eso es el problema”, precisó Fernández en plena campaña electoral hacia octubre.

Por último, pidió “que no nos mientan más. Está en nuestras manos tener la sociedad que queremos. Está en nuestras manos hacer de la educación pública una bandera que nunca bajemos, que los que trabajan sigan teniendo derechos y está en nuestras manos hacer la Argentina que todos y todas nos merecemos. Gracias maestros, gracias maestras”.