Los metrodelegados suspendieron el paro y el servicio de subtes funcionará con normalidad

Foto: twitter del Gobierno de la Ciudad

El gremio fue convocado a una audiencia y los trabajadores decidieron levantar la medida de fuerza.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/11/los-metrodelegados-suspendieron-el-paro-y-el-servicio-de-subtes-funcionara-con-normalidad/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-11T18:30:18-03:00">septiembre 11, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-11T18:31:50-03:00">septiembre 11, 2019</time></a>

Los metrodelegados levantaron el paro previsto para mañana y finalmente todas las líneas de subte y premetro funcionarán con normalidad. La medida de fuerza estaba anunciada desde las 5.30 y se iba a extender hasta las 10.30 de la mañana, pero fue suspendida ante el llamado “urgente” para realizar una nueva audiencia en la Subsecretaría de Trabajo de la Ciudad de Buenos Aires.

Mañana todas las líneas de subtes funcionarán con normalidad. Desde la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) informaron por medio de un comunicado el levantamiento de la medida de fuerza anunciada para este jueves. No obstante remarcaron que mantienen el “estado de alerta permanente”, por lo que no se descarta que puedan haber paro en caso de que fracase la reunión.

“Desde la Asociación Gremial de los Trabajadores del Subte y el Premetro informamos que, dado que se nos citó de forma urgente el día de mañana a las 11.00 a una audiencia en la Subsecretaría de Trabajo por el faltante de puestos de trabajo en la línea E, suspendemos por 24 horas el paro previsto para esta jueves. Quedamos en estado de alerta permanente hasta saber el resultado de dicha audiencia”, expresaron.

De esta manera los metrodelegados volverán a presentarse por décima vez ante la cartera de Trabajo, para intentar resolver el conflicto con Metrovías, la empresa concesionaria de las líneas. Los trabajadores vienen realizando una serie de reclamos desde hace dos meses, lo que derivó en dos medidas de fuerzas con suspensión de tareas en las últimas semanas.

Puntualmente, desde el gremio reclaman la incorporación de trabajadores en las nuevas boleterías que se inauguraron en las estaciones Catalinas y Correo Central Norte, pertenecientes a la línea E. Asimismo exigen que mejoras en las condiciones de trabajo y seguridad de todo el personal ligado a subtes, y señalaron la necesidad de “declarar la emergencia en la línea E”.

“Los servicios de subterráneos tienen hoy la peor frecuencia y trenes de más de 50 años, sin escaleras mecánicas ni seguridad. Ante instalaciones deplorables y formaciones que se incendian, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires insiste en inauguraciones y en extender la actividad sin nuevos trenes”, habían explicado los dirigentes gremiales a través de un comunicado.

Por su parte, desde Metrovías también habían hecho pública su postura, donde cuestionan la medida de fuerza por parte de los trabajadores del subte y premetro: “Con la apertura de las tres nuevas estaciones , que son Correo Central, Catalinas y Retiro, de la línea E se generaron más de 120 nuevos puestos de trabajo y se promovieron más de 100 colaboradores de la compañía”.