Alberto Fernández: “A Macri le cuesta entender que él es la causa del problema”

El candidato presidencial del Frente de Todos apuntó al Presidente.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/12/alberto-fernandez-a-macri-le-cuesta-entender-que-el-es-la-causa-del-problema/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T22:20:51-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T22:20:52-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

El candidato a Presidente de la Nación por el Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró en la noche de este jueves que Mauricio Macri “es un Presidente al que le cuesta entender que él es la causa del problema”. Además se refirió a la pobreza, las organizaciones sociales, la economía, el acuerdo político que plantea y su gira por Europa.

Consultado sobre las últimas expresiones de Mauricio Macri, reiterando que la economía responde al resultado de las PASO, Fernández apuntó entrevistado en C5N que “es un Presidente que le cuesta entender que él es la causa del problema. Cuando uno habla con los inversores, nota que ya se han dado cuenta dónde está la causa del problema”.

“El problema es Macri, lo vengo diciendo hace muchos años. Son sus políticas y su incapacidad de dar respuesta inteligente a los problemas que existen. Ese es el problema que tenemos. Cuando la gente termina acampando, reclamando planes, es porque el Gobierno no tuvo mejor idea que financiar la pobreza con planes sociales pero nunca se les ocurrió promover el trabajo, la inversión, el consumo”.

Pobreza, hambre y movilización

“Cuando pido que no reaccionemos en las calles, es lo mismo que hicimos en 2003 con Néstor. Cuando todos nos pedían que les demos palazos a los que reclamaban en las calles, nos negábamos porque el riesgo es siempre que uno enloquezca y todo termine peor. Ayer de hecho, todo podría haber terminado peor”, consideró el exjefe de Gabinete.

“Creo que todos somos conscientes del problema que la pobreza tiene. La mejor prueba es lo que pasó en el Congreso, donde todos votaron a favor de la Emergencia Alimentaria. Todos estamos de acuerdo con que el problema existe y que hay que buscar una solución pero me parece que estar en la calle, es un riesgo y lo que pido es que no asumamos ese riesgo porque el día que aparece una víctima todos la padecemos”.

“Pero también es cierto que hay un problema de pobreza muy agudo, que el hambre vuelve a ser un tema en la Argentina. Lo que siento, es que esa gente que sale a la calle está tratando de llamar la atención de un sistema que no le presta atención. Un día la gente no encuentra mejor modo que haciendo estas cosas, que no las recomiendo, no las comparto pero las puedo entender”.

Respecto a la figura del dirigente Juan Grabois, Fernández dijo que “esta demonización que hacen me parece muy injusta. Grabois es un hombre muy genuino. No necesariamente estoy de acuerdo en todo lo que piensa, caso reforma agraria pero tampoco me preocupa que en el espacio haya gente que piense eso, que se abran los debates. Es enormemente meritorio lo que él hace, lo único que le preocupa es que la Argentina sea más igualitaria”.

La “foto” en Tucumán

Respecto al encuentro en Tucumán, donde reunió al titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedor y al titular de la CGT, Héctor Daer, Fernández precisó que “les planteé la idea de buscar consenso para imaginar el futuro de la Argentina de otro modo porque la crisis que vamos a recibir es muy grande. La economía que vamos a recibir es una economía muy deteriorada”.

“Va a hacer falta del esfuerzo de todos, cada uno va a tener que hacer su aporte. Los que trabajan, los que producen y el Estado. Y el mejor modo de eso es consensuarlo. Por eso ayer en el discurso dije que esto es lo que siempre creímos que había que hacer; ahora, si no lo hacemos es culpa nuestra. Hay absoluta predisposición de la UIA y de la CGT”.

Economía y tarifas

“Vengo planteando que hay que desdolarizar la economía. Hay una parte de la economía que se mueve en dólares y otra parte que lo hace en pesos. Entonces, el que produce pan, produce en pesos, paga salarios en pesos, cobra en pesos pero cuando tiene que pagar insumos, los paga en dólares. Es imposible que funcione así la economía”, manifestó.

Además, señaló que “siempre hay que recordarlo, las tarifas de servicios públicos están vinculadas a los términos de riqueza de la sociedad donde se prestan. ¿Qué Argentina puede soportar esas tarifas en dólares? También está la fantasía que la economía se dolariza y ya. Nosotros tuvimos una economía cuasidolarizada con la convertibilidad”.

¿Cómo combatir la inflación?

“El acuerdo que vengo proponiendo incluye esto, que paremos un poco la inflación, para que esos costos mayores que pueden significar un aumento salarial por ejemplo, no se traslade a precios y se convierta en un boomerang. Está claro, que hay que atacarla por varios lados, pero no por el lado monetario”, indicó el compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner.

“El Gobierno pensó y yo creo que es la madre del problema, del mal resultado de la economía que si paraba el consumo, paraba la demanda; si paraba la demanda, bajaban los precios pero eso nunca pasó. Cuando paró la demanda, se afectó la producción, se afectó el empleo y aumentó la pobreza. Ese fue el circuito perverso que el Gobierno generó”.

Gira por Europa

“Fue muy importante para la Argentina la gira por Europa. Me parece que más allá de lo que se declama por Europa y todo este tema de la Unión Europea (UE) y el Acuerdo con el Mercosur, la Argentina la ha abandonado a Europa y se ha alineado demasiado con Estados Unidos y la verdad que yo no creo que esa sea la mejor política exterior que la Argentina pueda tener”.

“Siempre valoré mucho el vínculo con España porque finalmente España es, objetivamente, el mayor inversor a largo plazo que tiene la Argentina. Muchas empresas españolas están en Argentina desde hace mucho tiempo, muchas empresas que no tiene sólo que ver con la telefonía o con algún banco sino con el negocio editorial, o el pesquero. Y me parecía que había que revivir ese vínculo, volverlo a aceitar en un momento además en que tenemos la suerte de coincidir ideológicamente con el Gobierno de España, con una visión común sobre el mundo que tenemos y el que se viene”.

“Y después”, agregó Fernández “conocer la experiencia portuguesa con el Primer Ministro Costa, con quien tuvimos un encuentro magnífico. Pudimos hablar, intercambiar opiniones y conocer que su experiencia es muy parecida a la de 2003. Ellos llegaron y recompusieron los salarios para reactivar el consumo y a partir de allí, se generó un círculo virtuoso donde la producción aumentó, mejoraron los ingresos fiscales y el resultado es muy bueno”.