“Le han enseñado a la sociedad que los sindicalistas son malos porque muchos tienen plata”

Así lo expuso Navarro en su editorial, al denunciar un avance de las multinacionales sobre los Estados Nación.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/12/le-han-ensenado-a-la-sociedad-que-los-sindicalistas-son-malos-porque-muchos-tienen-plata/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-12T13:10:10-03:00">septiembre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-12T13:10:11-03:00">septiembre 12, 2019</time></a>

El periodista Roberto Navarro emitió una nueva editorial, en su programa radial Navarro 2019 por El Destape, en donde advirtió que los Estado Nación se están debilitando debido a la influencia de las grandes multinacionales, las cuales imponen, a través de los medios, sus propios discursos a las personas. Así, si bien reconoció que en el Frente de Todos convergen muchas posiciones diferentes, señaló que todas tienen un mismo objetivo que es ir en contra de este enemigo.

“Lo que se esta viendo en estos momentos en el mundo es la debilidad de los Estados Nación, es que las multinacionales que son las grandes representantes del poder económico, son las que avanzan en estos estados nación y que en algunas gobiernan ellas directamente”, advirtió. En esa línea, definió al Frente de Todos como “una coalición que es tan grande y tan diversa y tan plural, porque era necesario y porque los que une a todos los componentes de esa coalición es el enemigo”.

Así, tras denunciar que el gobierno oficialista “representaba los intereses de unos pocos, pero muy pocos y además los intereses extranjeros”, señaló que por esa razón “se unió esa coalición, que es el Frente de Todos, pero ahora claro, es difícil que se sostenga en el tiempo y se convierta en una fuerza que logre los objetivos de todos o que conjugue los objetivos de todos y el enemigo va a tratar de que eso no ocurra, de que eso se divida”.

“Los representantes de esas multinacionales van y se sientan con el próximo presidente y le dicen en privado al as coas que quieren”, advirtió, señalando que estas advertencias serían “que con estas relaciones laborales no se va a poder hacer nada, que si no hacemos una reforma previsional no vamos a poder seguir, que hay que bajar el gasto social”, haciendo referencia a iniciativas presentadas en algún momento por el macrismo.

En cuanto a los manifestantes y las organizaciones sociales, Navarro señaló que “si Alberto habla con los empresarios, si esos empresarios hablan con los medios. Si Alberto habla con los economistas ortodoxos si esos economistas hablan en los medios. ¿Cómo vamos a querer que nos se exprese la otra parte, al que defiende los intereses de los trabajadores, los intereses sociales, los que no tiene empleo?”.

De esta forma, advirtió que “este debilitamiento de los estados nación se logra mediante un avance cultural le han enseñado a la sociedad que toda defensa de sus derechos es mala para ellos, que los sindicalistas son malos porque muchos tienen plata. Le han enseñado que las organizaciones sociales que tienen como defensa cortar la calle, porque no pueden hacer otra cosa, no tienen trabajo”.

“Hay un nivel de injusticia tan grande que las expresiones de quejas solo las ves grande. Ahora, si no existieran las organizaciones sociales ese reclamo seria caótico, cada uno saldría de su casa a saquear supermercados y hemos llegado a una madurez de nuestra democracia que hace que aun, en un país tan injusto en donde producimos comida para 580 millones y 5 millones tiene hambre, no haya saqueos”, expuso y explicó que esto “quiere decir que esas organizaciones sociales son positivas incluso al que está dentro del sistema”.

Tras referirse a Grabois y su sugerencia de una reforma agraria, la cual despertó la polémica, Navarro pidió que sea incluido en la conversación para no ser funcional a quienes quieren “romper la coalición”. Por último, pidió que “dejemos de poner en duda de que hay hambre. Discutamos sobre la base de que hay hambre, porque si negamos que hay hambre, no podemos trabajar sobre el problema que tenemos. El peligro es que se está atacando a ese próximo gobierno desde ahora”.