“Alberto Fernández le pidió un programa económico a Melconián”

Lo aseguró el periodista Carlos Pagni.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/13/alberto-fernandez-le-pidio-un-programa-economico-a-melconian/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T01:41:54-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T08:03:03-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

El periodista Carlos Pagni, se refirió este jueves a algunas de las propuestas que ya maneja el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, ante un eventual Gobierno desde el 10 de diciembre. Además, reveló que “Carlos Melconián está haciendo un programa económico sistemático, global, para Fernández”.

“Si la línea de Alberto Fernández es mantenerse cerca del Fondo Monetario Internacional (FMI) y que le permita un paraguas para renegociar parte de la deuda privada, reprogramar también con el Fondo y que eso le dé el oxígeno que él dice que necesita para crecer, probablemente le pidan cosas que no tengan que ver con su ala más de izquierda”, señaló Pagni en LN+.

En este punto, reveló que “este Fernández que dice: no voy a hacer ajuste si no es creciendo, voy a cuidar a los argentinos, no voy a hacer como Macri que los desamparó, le acaba de pedir un programa económico a Carlos Melconián. Carlos Melconián está haciendo un programa económico sistemático, global, para Fernández”.

“Esto es importante porque Melconián es el economista que corrió por derecha a Macri estos cuatro años. El que impugnaba la blandura del gradualismo de Macri. ¿Cómo convive Cristina Kirchner con Carlos Melconián? ¿Y como conviven las organizaciones sociales kirchneristas que hoy están en la calle pidiéndole plata a Macri?”, apuntó el periodista.

En tanto, aclaró que “no estoy diciendo que Melconián vaya a ser el Ministro de Hacienda de Fernández sino que le pidió una colaboración a alguien que conoce desde hace mucho tiempo. Ahora, Melconián es básicamente un fiscalista. Alguien que dijo en cada conferencia, desde que dejó la presidencia del Banco Central: acá tiene que haber un ajuste importante para que la política antiinflacionaria funcione. O hay un Fernández escondido o tiene una ensalada de conceptos”.

Por otro lado, precisó que “más que las ideas de Alberto Fernández, más que la política económica de Fernández, más que la relación con Cristina, con La Cámpora y todo el folclore que se ha instalado en la política argentina, lo más importante es qué oposición va a tener Fernández. ¿La Argentina se dirige hacia un esquema donde va a haber equilibrio de poder? ¿Donde el Consejo de la Magistratura va a estar equilibrado? ¿Donde va a haber Gobierno y control del Gobierno? ¿O vamos a una nueva hegemonía donde, para que no haya desviaciones, necesitamos que el Presidente sea un santo que se autolimita?”.

Asimismo, recordó que “Cristina Kirchner, cuando se desbordó, en todo ese desborde que no le gusta a Fernández, no se debe sólo a sus ideas; ahora logra 54% de los votos y el segundo queda con 17%, en el medio hay 37 puntos de diferencia y muy probablemente quiera gobernar, y esto es lo que le pasó a Cristina. Quiso gobernar como si hubiese sacado 83%”.

“Este es el problema que se esconde. Si yo soy ciudadano, soy un inversor y quiero saber si en este país va a haber un juego de alternancia, tengo que mirar qué va a pasar en el Congreso. Hay otra cuestión también: cuántos votos va a sacar Cambiemos porque no es lo mismo pertenecer a un partido que sacó 35% que 45% de los votos. Si saqué 45%, con viento a favor o no, podés pensar que en cuatro años, volvés a ser Gobierno. Pero con 10 o 15 puntos abajo, vas a esperar que te llame Fernández. Fernández va a llamar porque necesita licuar a Cristina y a La Cámpora dentro de una composición más variada”, agregó Pagni.

Por último, se refirió al margen de acción del oficialismo frente a los comicios de octubre. “Hoy no pueden hacer mucho más de lo que hicieron. Pero hay que recordar que en estos cuatro años mucha gente le dijo a Macri: tenés que armar algo más institucional políticamente, tenés que incorporar más, tenés que ser más abierto en el armado del poder pero en la Casa Rosada y el propio Macri hicieron un liderazgo con el líder y un cardumen que sigue. Y sin líder, como hoy, el cadumen se dispersa”.