“De la pobreza no se sale solo con planes sociales, se sale trabajando”

"Van en contra de la cultura del trabajo", agregó.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/13/de-la-pobreza-no-se-sale-solo-con-planes-sociales-se-sale-trabajando/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-09-13T13:29:57-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

El diputado nacional Héctor “Toty” Flores se refirió a la difícil situación social y económica que atraviesa el país aunque rechazó rotundamente su comparación con la sucedida en 2001. Asimismo, trayendo a colación el acampe piquetero frente al Ministerio de Desarrollo, enfatizó que “de la pobreza no se sale con políticas de Estado o planes sociales, se sale trabajando”.

El debate en la Cámara de Diputados sobre la ley de emergencia alimentaria, que culminó siendo aprobada de forma unánime y que ahora pasará a manos del Senado, sumado a las manifestaciones y medidas de fuerza de agrupaciones sociales dejaron mucha tela para cortar. Por eso, personalidades del oficialismo y de la oposiciones se expresaron.

El legislador de la Coalición Cívica, quien también es el fundador de la Cooperativa La Juanita, comentó que el oficialismo “habilitó el tratamiento del proyecto de la oposición con diferencias, sobre todo en cuanto a la comparación con 2001″ aunque resaltó que no creyó, al igual que sus colegas, “que era necesario salir a responder a la gente que la está pasando mal”.

Profundizando las diferencias, argumentó: “No hay ninguna duda que hay necesidades, pero no nos referenciamos en lo que conocemos como hambre que pasó la gente en 2001. Claramente, no es igual. Es fuerte plantear que la gente está con hambre cuando en 2001 había demandas sociales y desabastecimiento, y no había contención”.

En tanto a las protestas de los piqueteros, quienes reclamaron por la apertura de nuevos programas gubernamentales para ayudar a los trabajadores y el incremento en los valores de los beneficios, “Toty” recordó que en toda su trayectoria políticas, desde 1997, se opone a estas disposiciones ya que cree que “van en contra de la cultura del trabajo”.

Siguiendo esta línea, puso de ejemplo la fundación que él comanda, que “defiende el trabajo y el trabajo autogestionado”. “No nos quedamos esperando que el Estado nos resuelva los problemas. De la pobreza no se sale sólo con políticas de Estado o con planes sociales, se sale con trabajando, y para eso se necesitan inversiones y estabilidad”, enfatizó.

Por último, respaldó al Gobierno de Mauricio Macri y aseveró que “no le alcanzó el tiempo para superar” los problemas estructurales de la Argentina. Asimismo, sostuvo: “Cambiemos puso la vara muy alta en cuanto a que se podía resolver el tema del trabajo y eso no llegó, por eso pensamos en la posibilidad de un próximo mandato donde todo esto se concrete”.