Diputado invitó a sus seguidores a ver una triste historia

Fuente: captura de pantalla

Iglesias se tomó con mucha gracia un insólito hecho ocurrido durante la gira de un candidato.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/13/diputado-invito-a-sus-seguidores-a-ver-una-triste-historia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-13T19:03:29-03:00">septiembre 13, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-13T19:03:30-03:00">septiembre 13, 2019</time></a>

El diputado nacional Fernando Iglesias volvió a disparar contra el kirchnerismo y lo hizo con su habitual ironía. Esta vez el apuntado fue el candidato a gobernador del Frente de Todos, Axel Kicillof y un extraño episodio vivido en Capitán Sarmiento.

Nuevamente Fernando Iglesias volvió a criticar al kirchnerismo y lo hizo de una forma llena de sarcasmo. El legislador nacional compartió en su Twitter el link de una nota publicada por Diario Perfil, donde asegura que durante dos actos en los que participó el exministro de Economía del kirchnerismo se produjeron robos de celulares y billeteras. Y uno de los afectados fue el propio intendente de uno de los distritos visitados por Kicillof.

Con una breve frase, Iglesias dejó asentado que el episodio le causó gracia y, al respecto, escribió: “Acompáñame a seguir esta triste historia…”. A continuación colocó el link y las repercusiones entre sus seguidores no se hicieron esperar.

“No pasa nada…ladrón que roba a ladrón……”, escribió un usuario. Otro le respondió: “Pero lo hacen con código”, recordando la polémica frase pronunciada por Guillermo Moreno, exsecretario de Comercio del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. En tanto, alguien se preguntó “qué tiene de insólito”.

Los mensajes continuaron y lo hicieron con mucha creatividad: “100 años de perdón para el señor chorro”, escribió un ocurrente seguidor. En tanto, otro le preguntó: “Fer si te sobraron unos mangos de los viáticos me prestas para cargar la sube? Gracias”.

Esta semana El Intransigente informó que el legislador denunció que su auto habría sido vandalizado en el estacionamiento de la Cámara de Diputados .Incluso le dedicó un tuit a ese hecho. Más tarde debió eliminarlo al constatar que el vehículo ya había ingresado con daños al edificio. Estos mensajes provocaron la burla de buena parte de sus seguidores y, en especial, del periodista Jorge Rial.