“Si este país es incapaz de hacer funcionar un aeropuerto, ¿Cómo vamos a resolver el resto de los problemas?”

Así lo sentenció Marcelo Longobardi en su editorial, tras pedir que se discutan cuestiones más serias. Además, advirtió sobre el rol del periodismo.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/09/18/si-este-pais-es-incapaz-de-hacer-funciona-un-aeropuerto-como-vamos-a-resolver-el-resto-de-los-problemas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-09-18T11:56:39-03:00">septiembre 18, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-09-18T11:57:18-03:00">septiembre 18, 2019</time></a>

El periodista Marcelo Longobardi emitió una nueva editorial, en su programa Cada Mañana por radio Mitre, en donde habló de los dos procesos electorales que se llevan adelante en el mundo y, pasando al ámbito local, se cuestionó la capacidad del país de afrontar sus problemas si ni siquiera puede mantener el aeropuerto del Palomar en funcionamiento. Por otro lado, advirtió sobre el peligro de la libertad de expresión y el periodismo.

En principio, señaló “los dos procesos electorales que están ocurriendo en el mundo, dos temas muy graves. Hubo elecciones en Israel, no hubo mayoría para ninguno de los dos contendientes, por lo tanto, deberán llegar a un acuerdo. Por el otro lado tenemos el caso de España, que es un tipo de caso de lo que ocurre en el mundo con los proceso de fragmentación de la política. España tiene una elección cada año porque no logra consensos para armar un gobierno como consecuencia de los dos grandes partidos han tenido fragmentaciones”.

Además, continuando en el plano internacional, resaltó que “los atentados terroristas ya no se toman en serio en el mundo. Unos terroristas mandan una flota de drones armados ataquen dos refinerías imperantes en Arabia Saudita, hay un impacto en los mercados y después se calman y están viendo ahora que hacen con el asunto. El tema está en que el asunto de los drones en Arabia presenta la perspectiva que a partir de ahora se pueda atacar cualquier cosa con drones”.

Pasando a las cuestiones locales, Longobardi aseguró que le llama “la atención estas protestas cruzadas que hay en torno al aeropuerto del Palomar. Todas las ciudades grandes del mundo tiene 3 o 4 aeropuertos, acá no somos capaces de poner en funcionamiento un aeropuerto, se judicializan los vuelos”. Ante esto, se preguntó: “Si este país es incapaz de resolver un problema entre la política, que el mundo ha resuelto hace décadas que es tener aeropuertos que funcionen, ¿qué vamos a resolver el resto de los problemas?”.

“Cómo vamos a encarar la pobreza, la inflación, los problemas estructurales, la perdida de infraestructura, los problemas en las rutas, las pilas de despelotes que tenemos si no somos capaces  de que un aeropuerto se oponga en marcha sin un conflicto en plano judicial”, continuó. Por otro lado, se reifrió a la excarcelación de Oscar Tomas y señaló que “esto abre más perceptivas de más liberaciones en el ámbito de la causa de los cuadernos”.

“Estamos volviendo a debates muy pre democráticos”, advirtió, iniciado el cuestionamiento por el lugar que se le da al periodismo. “Se están instalado teorías muy locas, porque estas acusaciones de que la prensa o periodistas que dicen algo que pueden o no compartir es el resultad de una operación política es una pavada”, expuso y añadió: “estamos entrenado en la línea de la complicadísima discusiones la libertad de opinión, que un punto de vista personal debe ser juzgado del punto de vista político y esa opinión tiene que ser responsable del rumbo de la Argentina”.

“Los comentarios pueden ser extorsivos, las investigaciones son deliberadas para mandar mensajes al revés, los periodistas críticos de Macri son agentes de inteligencia y los que opina a favor son responsables de la crisis. El centro de toda esta discusión es la libertad de expresión. Siendo que hay tantos temas importantes para discutir en Argentina, hagamos una vez en la vida algo mas o menos serio”, concluyó.