Carzoglio: “El presidente estaba obsesionado con la detención de los Moyano”

El juez suspendido acusó a la Agencia Federal de Inteligencia y a Mauricio Macri de haberlo presionado.

El juez suspendido, Luis Carzoglio, estuvo en el programa radial ‘Mañana Sylvestre’ y brindó detalles de su situación actual frente a la Justicia, luego de haber sufrido presiones por parte de agentes judiciales y del Gobierno. “Estamos satisfechos por lo que hemos hecho, por lo que ha hecho la Justicia y esto nos pone más fuertes en el camino que hemos elegido”, declaró.

“Tenemos pruebas elementos, testigos, tenemos todos, así que esto no podría quedar en nada, no podrá quedar en nada vago porque esta todo acreditado, no tenemos ningún problema, estamos seguros”, agregó el juez suspendido durante la gestión de Mauricio Macri. En este sentido, Carzoglio planteó que la reivindicación de su labor ya se dio de parte de la gente que lo rodea y de ciertos medios de comunicación.

La delicada situación en la que está el juez le ha traído muchísimos perjuicios morales y también monetarios. “Yo tengo un embargo ordenado del 40% del sueldo, el cual se me deposita en un plazo fijo en el banco provincia y el cual se me va a restituir si es que se me llega a absolver”, informó el magistrado. Para dar más detalles de las presiones que tuvo por parte del Gobierno nacional determinó que hubo una intención particular que lo llevó a estar suspendido.

“La AFI (Agencia Federal de Inteligencia) me vino a ver a través de un contacto que tuvieron previo, me vinieron a visitar manifestándome que el presidente de la Nación estaba interesado en la detención de Hugo y Pablo Moyano. Yo les dije que una vez que estuviera el expediente de la causa iba a estudiar las pruebas o los fundamentos y después iba a resolver. Ellos vinieron y trataron de interesarme y preguntarme qué era lo que yo quería a cambio de darles la resolución favorable que pedían”, advirtió.

Estas presiones no lo detuvieron y les pidió a los representantes de la AFI que quería hablar directamente con el presidente. “Me dijeron que no había ningún problema, pero que previamente tenía que resolver el tema de los Moyano. Les repetí nuevamente que en función de los argumentos que pusiera el fiscal al pedir la detención lo resolvería”, volvió a explicar el juez suspendido.

“Ahí fue cuando me dijeron, por un lado, que el presidente estaba obsesionado con la detención de los Moyano y, por el otro, que me prestarían un borrador de la orden de detención ya resulta para facilitar mi respuesta”, detalló. Sin decirlo expresamente, el juez se sintió bajo una coacción por parte del Gobierno nacional. “A las dos horas me mandaron una secretaria con la orden de detención con sobre cerrado, orden que ya le habían hecho llegar a un juez en Lomas de Zamora”, le comentó a Sylvestre.

Finalmente, el conductor del programa le consultó si hubo un ofrecimiento monetario y Carzoglio asintió, pero le explicó que rechazó tal oferta. “Yo en esa nunca entre ni iba a entrar”, planteó y agregó: “El mejor camino, aunque sea el mas difícil, es el que uno eligió junto con otros colegas, afortunadamente. Sin Justicia no hay República, desde hace un año hasta esta parte se han repetido este tipo de conductas”.

Compartir en: