“El gesto de la CTA de unirse a la CGT es casi tan grande como el de Cristina dando un paso al costado”

Lo aseguró el candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández al cerrar el plenario de la CTA.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/10/03/el-gesto-de-la-cta-de-unirse-a-la-cgt-es-casi-tan-grande-como-el-de-cristina-dando-un-paso-al-costado/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-03T19:55:46-03:00">octubre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-03T19:57:08-03:00">octubre 3, 2019</time></a>

El candidato a Presidente de la Nación por el Frente de Todos, Alberto Fernández, aseguró este jueves en el microestadio de Lanús, donde se convocó la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) que “el gesto de unirse a la CGT es casi tan grande como el de Cristina dando un paso al costado”. Además, indicó que en los años de macrismo “aprendimos”.

El exjefe de Gabinete de la Nación, cerró esta tarde el encuentro nacional donde la CTA confirmó su regreso a la Confederación General del Trabajo (CGT). “Acá se hizo posible el inicio de la campaña que terminó con el éxito de Néstor del 25 de mayo de 2003. Este presente me convoca muchos recuerdos, cuando miro el país veo que lo que vamos a recibir es casi igual a lo que recibimos en 2003”, precisó.

“El daño que ha hecho la salida de la convertibilidad es similar al daño que ha hecho Macri gobernando cuatro años. Cuatro años de Macri nos costó una devaluación del 500%. En un año y medio, la deuda que contrajo Macri con el FMI es 6 veces la deuda que la Argentina adquirió desde el año 1957 al 2005. Hace dos años no pensábamos en el Fondo”.

El candidato presidencial explicó además que “vamos a recibir menos reservas de lo que pensamos, las mismas que había en el Central cuando llegamos con Néstor. Y una pobreza que se multiplicó por dos, y una inflación que se multiplióo por dos. Han hecho el mismo daño que la salida de la convertibilidad. Y esto marca por qué le pedimos a los argentinos: ¡despiertensé!”.

En tanto, afirmó que “veo que muchos se han dado cuenta y han decidido generar un cambio porque el cambio somos nosotros, el cambio es terminar con este presente y no son ellos los que están capacitados para hacerlo. Es todo como un volver a vivir. Llegamos, en aquel momento, y en el primer día que llegamos con Néstor, con Filmus fueron a pagar salarios docentes atrasados en San Juan y Entre Ríos. No es muy distinto a hoy”.

En la misma línea, Fernández precisó que “nos quieren hacer creer que lo que nos pasó es porque tuvimos muchos derechos. Nosotros, en virtud de esos derechos fuimos distintos como sociedad en América Latina. Los derechos de los que trabajan, de sindicalizarse, de las vacaciones pagas, resulta que ahora son privilegios” pero añadió “las mejores sociedades son las que distribuyen derechos, no las que los quitan”.

“Cuando me preguntan: ¿de dónde vas a sacar la plata? Les digo que voy a dejar de pagar la usura que se llevan los bancos con las Leliqs, de ahí voy a asacar la plata para los remedios de los jubilados, para las paritarias de los trabajadores. Nosotros aprendimos en estos años de macrismo”, manifestó el compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner.

Y apuntó que “valoro mucho la actitud de Cristina, que no sólo fue generosa sino que fue estratégica. Debo confesar, ni yo entendí la estrategia de Cristina. Hay que reconocer que tuvo razón y tuvo grandeza dando un paso al costado y más grandeza, por acompañarme a mí realmente. Esos son los dirigentes que nos hacen falta. El gesto de la CTA de unirse a la CGT es tan grande como el de Cristina”.

Hacia el final de su discurso, Fernández remarcó que “aprendimos que divididos no teníamos futuro, porque a eso nos llevaban, porque en la división con poco más de 30 puntos, ellos ganaban. Estamos ante un nuevo desafío y no va a ser fácil pero les pido que reflexionemos” y consideró que “después de cada episodio trágico, los argentinos siempre nos levantamos. Vamos a levantarnos una vez más y lo vamos a hacer entre todos”.