Patricia Bullrich exigió “que los jueces sean jueces y no se muevan por el humor político”

La ministra de Seguridad se quejó ante la liberación de empresarios y exfuncionarios.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/10/06/bullrich-queremos-que-los-jueces-sean-jueces-y-no-se-muevan-por-el-humor-politico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-06T08:00:48-03:00">octubre 6, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-06T09:14:26-03:00">octubre 6, 2019</time></a>

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, se quejó ante la liberación de empresarios y exfuncionarios, quienes habían sido detenidos debido a causas de corrupción. “Da la impresión de que no se valora el trabajo”, afirmó, señaló que “se viene la impunidad” y enfatizó: “Lo que queremos es que los jueces sean jueces y no se muevan por el humor político“.

El viernes, la Sala I de la Cámara Federal Porteña le concedió al excarcelación a Cristóbal López y a Fabian De Souza, mientras que el dirigente Fernando Esteche y el empresario Gerardo Ferreyra ya recuperaron su libertad. Cabe recordar que los dos primeros y el último mencionado estaban imputados por la investigación de los cuadernos de las coimas.

“Llama la atención que después de las PASO, las personas detenidas por causas de corrupción estén empezando a salir. Esta idea de que se viene la impunidad y de que todos los días sale alguno, es algo que también gran parte de la sociedad está sintiendo y va a ser evaluado a la hora del voto”, aseveró la funcionaria, en diálogo con Radio Nacional.

“Hasta Ferreyra dice que la causa de los cuadernos va a ser como la de la AMIA, que nunca va a arrancar. Hay una mirada distinta al momento de su detención, no se valora el trabajo que se hizo en contra de la corrupción“, agregó la exdiputada. A raíz de esto, expresó: “Lo único que queremos es que los jueces sean jueces y no se muevan por el humor político“.

Por último, volvió a respaldar al programa “Ofensores en Trenes”, el cual fue criticado por la oposición al considerar que la Policía podrá prejuzgar. “Aleatoriamente se pide el DNI o el número. Si da verde, puede seguir sin problemas. Si sale rojo, es porque puede tener un pedido de captura por un delito cometido en tren. Se le avisa que va a ser monitoreado”, explicó.