Los testimonios de los trabajadores de Zanella

"Hace dos meses que no estamos produciendo y la empresa está tercerizando todas las motos", expresó uno de los trabajadores.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/10/07/los-testimonios-de-los-trabajadores-de-zanella/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-07T00:32:56-03:00">octubre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-07T00:32:58-03:00">octubre 7, 2019</time></a>

La marca de motos Zanella paralizó su producción en la planta que posee en la localidad bonaerense de Caseros. De esta manera, los 132 obreros de la fábrica no cobran sueldos desde hace dos meses ni aguinaldo. La firma propuso pagar en concepto de sueldos atrasados $4.200 esta semana y entregarle a cada uno un generador eléctrico.

“Ya veníamos con suspensiones desde el año pasado, pero desde fines de junio no nos pagaron los salarios. Nos pagan cómo quieren, lo que quieren”, expresó el delegado de la fábrica, Walter Sauan. “Ya tenemos una deuda de $120.000 cada uno. Tenemos amenazas de despidos y es constante”, comentó el sindicalista. “No tenemos respuesta, la empresa no tiene voluntad”, indicó Sauan.

“Lo que está pasando viene de la gran mano con la crisis que tenemos”, explicó uno de los trabajadores de la empresa en diálogo con C5N. “En el medio de esta situación, los empresarios se están valiendo, para precarizar los convenios colectivos, para precarizar el trabajo”, señaló Hugo Argüello. “En nuestra seccional [Caseros] tenemos como premisa cuidar la fuente de trabajo y pedimos que los empresarios hagan el sacrificio de mantener sus empresas”, sintetizó Argüello.

“Hace más de diez años que trabajo en la industria”, comentó otro de los trabajadores en el piso de C5N. “Hace dos meses que no estamos produciendo y la empresa está tercerizando todas las motos”, expresó un tercer trabajador entrevistador por el canal. “Mi preocupación es que no nos pagan”, dijo. “La tercerización de la producción justifica la falta de trabajo”, adujo Andrés Palacio, otro de los trabajadores.

“Desde el mes de junio que nos deben aguinaldos, vacaciones, sueldos, y nos van pagando $2500 o $5000 por semana”, contó Sauan. “Nos amenazan con que arreglaron con la planta de San Luis, para pagarle $5000 y pasar la producción a esa provincia”, indicó el delegado. “No nos dan un recibo de sueldo porque no podemos firmarlos”, dijo Walter Sauan. “La verdad es que esta situación la aguantamos desde el año pasado”, cerró Sauan.