El Gobierno presentó un proyecto para penalizar con prisión a quienes mientan en un proceso judicial

Fuente: Twitter oficial de Germán Garavano.

La iniciativa fue anunciada en conferencia por Germán Garavano y Patricia Bullrich.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/10/09/el-gobierno-presento-un-proyecto-para-penalizar-con-prision-a-quienes-mientan-en-un-proceso-judicial/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-09T17:48:53-03:00">octubre 9, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-09T18:10:53-03:00">octubre 9, 2019</time></a>

Los ministros de Justicia, Germán Garavano, y su par de Seguridad, Patricia Bullrich, presentaron un proyecto de ley para crear la figura del “perjurio” que busca penalizar con prisión a las personas que falseen u omitan información durante un proceso judicial. “La verdad tiene que tener premio y la mentira no puede ser parte de un proceso judicial”, expresó Bullrich.

Este miércoles los funcionarios encabezaron una conferencia de prensa en la sede del Ministerio de Seguridad, donde también estuvieron presentes distintos funcionarios del Gobierno Nacional. Puntualmente, el proyecto propone la modificación del artículo 275 del Código Penal, donde se establecen las penas para las conductas de las partes intervinientes en el proceso judicial.

Los funcionarios proponen aumentar la pena de un (1) año de prisión a dos (2) para aquellas personas que incurrieran en un falso testimonio a lo largo del proceso judicial, mientras que se mantiene la pena máxima prevista de diez (10) años. A su vez se prevé la incorporación de agravantes “reformulando la norma prevista en el artículo vigente en la actualidad”.

Durante la conferencia, la ministra de Seguridad reconoció que es un proyecto que “va a dar debate” en la sociedad argentina. “Nuestra Constitución dice que nadie puede ser obligado a declarar contra sí mismo. La interpretación que se ha hecho y esto es lo que pasa hoy en las indagatorias de nuestro país, es que las personas pueden mentir”, expresó.

Por su parte, Garavano destacó que las discusiones que se puedan generar en ese sentido “van a ser muy valiosas” para el proyecto. “Es importante en términos de valores y va de la mano de los procesos orales porque al tener cara a cara al juez, a la otra parte, le es difícil mentir. Este proyecto impulsa un cambio cultural para resolver los conflictos en serio”, señaló.