Resta un día para el primer debate presidencial

Los recuerdos del debate en 2015.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/10/12/resta-un-dia-para-el-primer-debate-presidencial/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-12T01:00:30-03:00">octubre 12, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-12T01:00:32-03:00">octubre 12, 2019</time></a>

El próximo domingo, en la ciudad de Santa Fe, se realizará el primer debate presidencial. En la Universidad del Litoral se abordarán los ejes vinculados a Política Internacional, Economía y Finanzas, Derechos Humanos y Diversidad de Género y Educación y Salud. En el programa de ‘Animales Sueltos’ se cuestionó sobre utilidad que le puede dar un candidato al debate. ¿Sirven o no?

El vocero del debate presidencial, Carlos March, contó que “hace más de un año que están organizando el debate”. “Ayudó que los equipos de campaña se hayan puesto de acuerdo rápido porque sino hubiésemos llegado muy ajustados en el tiempo”, consideró March. “Los equipos de campaña de entrada aceptaron las ideas de la cámara, agregaron y enriquecieron la propuesta”, expresó el vocero.

En relación al debate propiamente dicho, Julio Barbaro expresó que “los debates en Argentina son muy pobres”. En la tarde de hoy, el expresidente de Uruguay, José ‘Pepe’ Mujica estuvo presente en un acto con Alberto Fernández. “El expresidente uruguayo propuso en su discurso en el Colegio Nacional, no acusaba a nadie, mientras que Fernández sí”, reflexionó el analista. “Hay bajo nivel en la política argentina”, resaltó Julio Barbaro.

En este sentido, el consultor Gabriel Slavinsky expresó que “el que titula gana el debate”. Slavinsky recordó el debate del año 2015, entre Mauricio Macri -de Cambiemos- y Daniel Scioli -del Frente Para La Victoria-. “En ese debate ganó Macri porque pudo titular a Scioli con su frase: Daniel, ¿en qué te has convertido?”, consideró el consultor en el programa, ‘Animales Sueltos’.

Sobre las promesas enunciadas por Mauricio Macri en el último debate presidencial, March expresó que “se genera un registro y no se trata de un ‘show televisivo‘”. “Después está en cómo se organiza la sociedad civil, para monitorear la gestión y si existe una brecha con lo que se prometió durante el debate, se castigará en la urna”, reflexionó el vocero. “El peor castigo para un político es que no lo voten”, consideró Carlos March.

“En 2015, el debate fue pobre, porque eran dos personajes pobres políticamente”, dijo Gabriel Levinas. En esta línea, Gustavo Marangoni aseguró que “hay culturas políticas diferenciadas, como las que se enfrentan en las candidaturas de Alberto Fernández y la de Mauricio Macri“. “Ni Macri es una expresión sólida de los conservadores, ni Fernández de los peronistas”, intervino Barbaro.