Frigerio: “Una posición de antiperonismo y de incentivar la grieta, no le sirve a la Argentina”

El ministro del Interior instó a formar "consensos" para superar los "problemas estructurales" de Argentina.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/10/18/frigerio-una-posicion-de-antiperonismo-y-de-incentivar-la-grieta-no-le-sirve-a-la-argentina/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-10-18T12:20:41-03:00">octubre 18, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-10-18T13:08:14-03:00">octubre 18, 2019</time></a>

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, analizó la recta final de la campaña electoral y ratificó que “una posición de antiperonismo y de incentiva la grieta, no le sirve a la Argentina”. Asimismo, reconoció los problemas económica aunque afirmó que están “hace 70 años” y sostuvo que para solucionarlos “hace falta mucha espalda política” y “consensos”.

En diálogo con Radio Continental, el funcionario destacó el “cambio de clima” que generó la campaña “Sí, se puede” y las respectivas giras del mandatario Mauricio Macri por todo el país. “Hay un clima distinto y estamos convencido que en esta semana que queda de campaña, podamos seguir trabajando en esta línea y llegar al ballotage. Ahí, empieza otra historia”, comentó.

Igualmente, reconoció que el Gobierno no pudo resolver la problemas financieros del país aunque sostuvo que “Argentina tiene alta inflación hace 70 años”. “Tampoco lo pudieron solucionar los presidentes de las últimas siete décadas del país. Creo que llegó el momento que todos asumamos que de manera individual, ningún pudo resolver este inconveniente”, agregó.

Ante esto, también subrayó que “hay problemas estructurales como no crecer de manera sostenida o no tener una moneda fuerte”. Por eso, aseveró que “hace falta mucha espalda política para resolverlos”, pidió convocar “a todos los sectores de la política” y explicó: “Una posición de antiperonismo y de incentivar la grieta no le sirve a la Argentina, necesitamos consensos, diálogo”.

Por último, fue consultado sobre un supuesto cargo en un organismo financiero internacional en una presunta gestión de Alberto Fernández: “No me ofrecieron nada. He hablado con Macri de la posibilidad de que a mediados del 2020, Argentina tuviera un presidente interamericano en el Banco de Desarrollo. No es un cargo de un espacio político, es del país”.