El ex mandatario brasileño recibió una condena de ocho años. Fuente: Twitter Lula

Corte Suprema de Brasil votó contra la prisión en segunda instancia y Lula podría ser liberado

Se declaró inconstitucional el recurso.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/11/07/corte-suprema-de-brasil-voto-contra-la-prision-en-segunda-instancia-y-lula-podria-ser-liberado/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-07T22:30:32-03:00">noviembre 7, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-07T22:30:34-03:00">noviembre 7, 2019</time></a>

La Corte Suprema de Brasil votó este jueves la inconstitucionalidad de la prisión de los condenados únicamente en segunda instancia y por ello se revisará la situación de miles de presos en todo el país, incluso la del propio expresidente Luiz Inácio Lula da Silva. Su defensa pedirá que sea liberado de manera “inmediata”.

El resultado de los jueces se logró por 6 votos frente a 5 tras una serie de contundentes planteos respecto a la jurisprudencia del año 2016, donde se establecía que un condenado en segunda instancia podía ser ingresado a prisión, aunque restaran recursos de apelaciones a presentar ante instancias superiores.

Ahora, con la resolución de este jueves, la Corte considera que la prisión sólo tendrá cumplimiento efectivo al finalizar el proceso de apelaciones. En el caso del exmandatario Lula, quien se encuentra detenido desde abril de 2018 con una condena a ocho años de prisión por la causa Lava Jato, resta un recurso que ya fue presentado por su defensa aunque no resuelto por la Corte Suprema.

La disposición del máximo organismo judicial de Brasil habilita la revisión de la situación de 4.895 personas en prisión, si bien no todas alcanzarían la libertad dados los delitos de extremo peligro por los que son acusados. Pero sí, se analizarían los casos de Lula y otros 38 detenidos en la investigación Lava Jato donde se reveló un entramado de corrupción respecto a los negocios de la petrolera estatal Petrobras.

Sin embargo, una posible liberación del expresidente, reclamada de manera sostenida por el Presidente electo de la Argentina, Alberto Fernández, no le permitiría regresar a la competencia electoral como candidato sino hasta ocho años después de cumplida la sentencia, cuestión que le fue rechazada ya en las elecciones de 2018.