Insaurralde defendió a CFK y sostuvo que “fue un quiebre” verla en el banquillo

El Intendente de Lomas de Zamora presenció la declaración de la expresidenta ante la Justicia.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/12/03/insaurralde-defendio-a-cfk-y-sostuvo-que-fue-un-quiebre-verla-en-el-banquillo/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-03T01:11:05-03:00">diciembre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-03T01:14:09-03:00">diciembre 3, 2019</time></a>

El Intendente del partido bonaerense de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, aseguró en la noche de este lunes que la causa de obra pública por la que prestó declaración la expresidenta de la Nación y Vicepresidenta electa, Cristina Fernández de Kirchner, “no tiene ningún fundamento jurídico”. Además, remarcó que “fue un quiebre” verla en el banquillo de los acusados.

Insaurralde aseguró, tras haber asistido a la audiencia de la exmandataria, que “fue un día triste pero después de escucharla a Cristina, sentí un valor por la política que necesitamos. Cristina fue muy clara en su defensa, hay hechos muy claros de que este Gobierno interpuso a la Justicia para denostar a Cristina y a los gobiernos populistas y peronistas”.

“Desde el 10 de diciembre de 2015 hasta el día de hoy, fue ir viendo cómo la Argentina podía culpar al Gobierno pasado de que eran todos ladrones, que eran peronistas, que se habían robado un PBI y así podemos seguir. Lamentablemente para este Gobierno y para Macri, la gente no comió presos. La gente demostró su confianza en un gran Frente”.

Asimismo, Insaurralde manifestó, entrevistado en Canal 9, que “para los dirigentes políticos hoy es un quiebre. Ver sentada en el banquillo a una Presidenta de la Nación durante ocho años en una causa que no tiene ningún fundamento jurídico, lo explicó Cristina claramente. Tiene que ver con prologadas mentiras que fueron suscitando esta causa. Tiene que ver con la cuestión de Lázaro Báez y las obras”.

“Hay un sector judicial y de los medios monopólicos que trabajaron sistemáticamente en construir un relato en estos cuatro años. Este Tribunal fue arbitrario, una expresidenta de la Nación explica que no fue amiga de Lázaro Báez”. Por último indicó que “Cristina es más Cristina que nunca. Hoy le tocó defenderse. Esa Cristina temperamental también es una Cristina técnica, abogada. Inteligente, capaz. Madre”.