Javier Iguacel defendió la denuncia que involucró a Cristina y a Lázaro por la obra pública de Santa Cruz

El exdirector de Vialidad Nacional aseguró que las irregularidades fueron reales.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/12/03/javier-iguacel-defendio-la-denuncia-que-involucra-a-cristina-y-a-lazaro-por-la-obra-publica-de-santa-cruz/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-03T10:39:50-03:00">diciembre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-03T10:40:37-03:00">diciembre 3, 2019</time></a>

Este lunes, la expresidenta y vicepresidenta electa Cristina Fernández de Kirchner se presentó a declarar ante el Tribunal Oral Federal II en el marco de la causa por la desviación de fondos de Vialidad Nacional en favor de Lázaro Báez y sus empresas. La exmandataria aseguró ser víctima de una persecución política, mediática y judicial.

Javier Iguacel, exdirector de Vialidad Nacional y ex ministro de Energía, denunciante de las irregularidades que dieron lugar al juicio ante el que Cristina declaró ayer, habló este martes en Y Ahora Quién Podrá Ayudarnos, por Radio Con Vos, y defendió la causa judicial que, dijo, tiene fundamentos factuales, no políticos.

Según comentó el exfuncionario, que asumirá en días como intendente de la localidad bonaerense de Capitán Sarmiento, Vialidad descubrió cuantiosas irregularidades en la obra pública santacruceña. Y fueron estas rarezas las que motivaron la denuncia. Se hallaron, por ejemplo, sobreprecios de 40 o 50 por ciento en varias obras, dijo.

Iguacel aseguró, además, que muchas de las obras se pagaban por adelantado, otras que eran “simuladas” y otras nunca llegaban a concretarse. “Había un circuito para justificar el pago”, informó. Las licitaciones también eran apócrifas, según el exdirector de Vialidad. “Lázaro Báez competía contra sí mismo”, indicó. “Eran siempre las mismas tres empresas”.

El extitular de Vialidad afirmó que se perdieron, al menos, 800 millones de dólares. “Entendemos que desaparecieron”, dijo. “Era plata de todos los argentinos. Por eso hicimos la denuncia”. Y agregó: “Hubo peritajes, y los peritos, de la Corte y de la querella, determinaron que en sólo cinco obras hubo sobreprecios de entre 170 y 200 millones de dólares”.