Lacunza advirtió al próximo Gobierno: “Incumplir la deuda no es una opción”

Lo aseguró este lunes el Ministro de Hacienda.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2019/12/03/lacunza-advirtio-al-proximo-gobierno-incumplir-la-deuda-no-es-una-opcion/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-12-03T00:33:53-03:00">diciembre 3, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-12-03T00:33:55-03:00">diciembre 3, 2019</time></a>

El Ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza, expuso este lunes en el Council of the Americas que se realiza en la Ciudad de Buenos Aires y aseguró que como parte del Gobierno de Mauricio Macri, “las medidas que tomamos eran necesarias para evitar males mayores”. Además, advirtió la próxima gestión sobre el pago de la deuda.

“La pobreza es más alta, la inflación también, en tres de los cuatro años tuvimos caída del producto, hubo una caída del salario real, y aunque hubo creación de empleo, fue mayormente informal y cuentapropista”, aseguró el funcionario en su discurso con autocrítica, a poco más de una semana de dejar la cartera económica.

Además, agregó que “la lógica y los criterios de las medidas que tomamos durante estos 100 días, eran necesarios para evitar males mayores. El legado económico, como en toda gestión tiene luces y sombras, y exagerar una o la otra bajo un sesgo partidario termina agobiando al ciudadano y en nada contribuye al futuro”.

“Tenemos que comprender que el gasto no puede ser mayor que los recursos” aunque “no debemos ceder a la tentación del ancla cambiara para contener los precios, porque lo que uno elige para anclar es lo que elige para que se atrase”, explicó Lacunza, en la misma línea de las conclusiones que presentó a modo de balance de gestión.

Asimismo, remarcó que “la pobreza es más alta, la inflación también, en tres de los cuatro años tuvimos una caída de Producto, hubo una caída del salario real, y aunque hubo creación de empleo fue mayormente informal y cuentapropista. Pasamos de déficit gemelo a equilibrio fiscal primario y equilibrio externo, ahora tendremos una plataforma para crecer en el futuro sin los traumas que tuvimos por la herencia de 2015, donde recibimos una economía muy desalineada”.

Y añadió que “en la inflación, aprendimos que sube rápido y baja lento. La experiencia de nuestro Gobierno demostró que no hay espacio para diagnósticos unicausales o recetas dogmáticas. Los regímenes monetarios sin verificaciones previas de las condiciones, no los hacen consistente. Quizá sea más importante la dirección que el ritmo”.

Hacia el final, Lacunza se permitió esbozar algunas de las principales cuestiones que enfrentará el Gobierno de Alberto Fernández desde el 10 de diciembre, aún sin definiciones respecto a quién ocupará su actual cargo. Allí, destacó la necesidad de “recuperar el crédito para desplegar sus políticas” porque “incumplir la deuda no es una opción”.