Rafael Bielsa afirmó que urge “desmontar el mecanismo del lawfare”

El excanciller se refirió también a la reforma de la Justicia.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2020/01/14/rafael-bielsa-afirmo-que-urge-desmontar-el-mecanismo-del-lawfare/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-14T00:55:04-03:00">enero 14, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-14T00:55:05-03:00">enero 14, 2020</time></a>

El exministro de Relaciones Exteriores de la Nación, Rafael Bielsa, se refirió en la noche de este lunes al “dispositivo” del lawfare y explicó que “no es una categoría jurídica sino un mecanismo que golpea en su credibilidad a los líderes populares que se enfrentan al poder”. Además, dio su opinión sobre los anuncios del Gobierno Nacional para la reforma de la Justicia.

El exfuncionario detalló, entrevistado en C5N que “desde el punto de vista conceptual, hubo algunas equivocaciones e interpretaciones respecto al lawfare. No es una categoría jurídica es un dispositivo que actúa en determinadas condiciones y con determinado flujo de procedimiento y es claro de ver. No es algo nuevo. Comenzamos con un caso tristemente célebre de la Provincia de Santa Fe, en la época del Grito de Alcorta”.

“Creo que el lawfare empieza en la dialéctica de oposición entre los poderes concentrados y diversificados en sus intereses contra los líderes, por lo general, populares que comprometen esa hegemonía. Los líderes populares que se enfrentan, son infamados, golpeados en lo más fuerte que tienen respecto de la gente que representan que es su credibilidad.

El derecho es conservador y el Poder Judicial aplica algo que es conservador. En general, sobre todo los fueros llamados sensibles, están muy atentos al cambio político y son peritos lectores de la realidad y de las relaciones de fuerza”, precisó Bielsa y agregó que urge “desmontar el mecanismo de lawfare, la Justicia es una parte; la otra, los servicios de inteligencia”.

En ese marco, Bielsa definió las “perversiones de la democracia” y ejemplificó con los casos de “Julio de Vido, Milagro Sala, la gente que la sufrió, gente que perdió la libertad ambulatoria, pienso en situaciones que perviven. He ido a visitar a varios de los compañeros que están presos. Ni un privilegio”.