“Descubrimos una nueva dimensión de la política que pretende juzgar a personas por medio de un Tribunal Ético”

Longobardi cuestionó esta nueva iniciativa, que pretende investigar a periodistas. "Para muchos, esto se parece a la Conadep del periodismo", advirtió.
<a href="https://elintransigente.com/politica/2020/01/15/descubrimos-una-nueva-dimension-de-la-politica-que-pretende-juzgar-a-personas-por-medio-de-un-tribunal-etico/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-15T10:52:41-03:00">enero 15, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-15T13:21:56-03:00">enero 15, 2020</time></a>

El periodista Marcelo Longobardi, en su editorial, manifestó que el tema más relevante de la agenda es la teoría del lawfare en América Latina. Sobre todo, mencionó el impulso de un Tribunal Ético en la República Argentina. “Hoy en día, el lawfare sustituye, según esta teoría, al terrorismo. En vez de matar a una persona, se la somete al lawfare”, comentó.

En este sentido, aseguró que la política tiene varias dimensiones. “Hay una dimensión teórica, otra más práctica, otra que tiene que ver con la constricción del poder, otra con la función del Gobierno, etc. Ahora acá descubrimos una nueva dimensión de la política que es el simulacro, una farsa teatral que pretende juzgar a personas por un grupo de autoconvocados que se constituyen en un Tribunal Ético”, analizó.

El organismo que se pretende conformar juzgará las acciones de agentes de la Justicia y de periodistas. “Van a emitir un fallo y van a determinar si el señor Lanata, Majul o a quién le toque -quién sabe, por ahí se amplían las indagatorias- y van a emitir un listado internacional respecto de su honorabilidad”, le informó a la audiencia. Lo cierto es que, durante la gestión de Mauricio Macri, la vinculación entre el Poder Judicial, los aparatos de inteligencia y el periodismo dio mucho que hablar.

Longobardi, por su parte, cuestionó fuertemente estas nuevas iniciativas. “En principio, diría que estamos en presencia de una nueva dimensión de la acción política, que es la dimensión del simulacro, de la farsa que, de alguna manera, rodea al ridículo”, aseguró muy indignado. En este punto, recordó una expresión de la candidata a vicejefa de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires por el Frente de Todos, Gisela Marziota, quien planteó que debería existir una Conadep del periodismo.

“Imagínense las personas que van a sentarse ahí. Para muchos esto se parece a la Conadep del periodismo, pero, como hay jueces involucrados, va más allá. “Para otros se parece un poco a que las señoras de Plaza de Mayo jugaban a un simulacro, que tenían fotos y eran condenados y escupidos. Esta parece ser una versión más sofisticada de aquello, son una farsa más teatral, y probablemente más ridícula que aquella que presenciamos en Plaza de Mayo hace unos años. ¿Será el comienzo otra vez de la misma historia?”, concluyó.