“El campo está enojado, firme y unido: basta de impuestos, de ninguneos y agresiones”

Matías de Velazco, de la CARBAP, pronosticó que "en febrero y marzo, se van a caldear mucho más los ánimos".
<a href="https://elintransigente.com/politica/2020/01/19/el-campo-esta-enojado-firme-y-unido-basta-de-impuestos-de-ninguneos-y-agresiones/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-19T09:34:41-03:00">enero 19, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-19T09:52:09-03:00">enero 19, 2020</time></a>

El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), Matías de Velazco, aseguró que “el campo está firme, enojado, unido y quiere que haya cambios”. “Estamos diciendo basta: basta de impuesto, basta de ninguneos, de agresiones y de estigmas que nos cargan de oligarquía, de riqueza y opulencia”, sostuvo.

Como bien publicó El Intransigente, ayer, la CARBAP, las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), la Federación Agraria Argentina (FAA), miembros dela Mesa de Enlace y más de 700 productores expresaron un comunicado llamado “Manifiesto Asamblea Pergamino” en el que volvieron a asentar su postura sobre las cargas impositivas.

“Hay un campo enojado, unido, que quiere que haya cambios y un campo que esta diciendo basta: basta de impuestos, basta de  ninguneos, de agresiones y de estigmas que nos cargan de oligarquía, de riqueza y opulencia. Veo un campo que se está poniendo de pie y que el Gobierno deberá escucharlo”, aseveró el referente agropecuario De Velazco.

De esta manera, enfatizó que “tiene que haber una señal clara en enero” por parte de la administración liderada por el presidente Alberto Fernández y subrayó que “no puede llevar más tiempo”. Tras contar que ahora, están “con cosecha hace poco”, pronosticó que “el malestar se va a acrecentar. “En febrero y marzo, se van a caldear mucho más los ánimos”, advirtió.

A raíz de esto, en diálogo con CNN Radio Argentina, el dirigente rural explicó que “el Gobierno tiene que tener cintura política” e indicó que lo debe hacer “en sus tres niveles”: Nación, provincias y Municipios. “Queremos que la gobernación de Buenos Aires tenga una actitud proactiva con la producción. Argentina está toda dada vuelta y hay que pensar en reordenarla”, concluyó.