Coronavirus Argentina

El Frente de Todos celebró el Plan Remediar: “La salud es un derecho”

El Gabinete se reúne para evaluar medidas preventivas./Foto: Casa Rosada.

Desde el oficialismo remarcaron que los remedios "no pueden quedar librados a la lógica desigual del mercado".
<a href="https://elintransigente.com/politica/2020/02/21/el-frente-de-todos-celebro-el-plan-remediar-la-salud-es-un-derecho/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-02-21T13:48:46-03:00">febrero 21, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-02-21T13:58:03-03:00">febrero 21, 2020</time></a>

Desde el Frente de Todos destacaron la puesta en marcha del Plan Remediar en la Argentina. El espacio oficialista señaló que se trata del programa de provisión gratuita de medicamentos “más importante de América Latina”. Asimismo, celebraron su implementación en medio de un contexto de “crisis económica y social” que vive la Argentina.

Este jueves el Gobierno oficializó el lanzamiento del Plan Remediar por medio de una conferencia de prensa en la Quinta de Olivos. El evento estuvo encabezado por el ministro de Salud, Ginés González García, y distintos gobernadores. Durante el acto, el funcionario destacó la “capacidad redistributiva” del programa: “Lo que estamos construyendo es una política federal”.

En ese marco, desde el Frente de Todos remarcaron que en el último tiempo cada vez más argentinos se volcaron al sistema de salud pública porque “no podían comprar” los medicamentos esenciales. “Era necesario, como después de 2001, reaccionar con un plan que asegurara universalmente la cobertura de remedios”, manifestaron desde el espacio.

Asimismo remarcaron que el programa llegará a más de 8 mil centros de salud de toda la Argentina, con un alcance de 15 millones de personas. Según detallaron, el proyecto propone distribuir 14 mil botiquines conformados por 50 medicamentos que cubren “el 80% de las patologías y las consultas frecuentes en la atención primaria” en el país.

Ante eso, desde el Frente de Todos aseguraron que va a mejorar “el funcionamiento preventivo de la salud”. Además, se reducirá “el impacto de los remedios en la economía familiar”, lo que significará un ahorro del 75% respecto al precio de mercado. “La salud es un derecho y la provisión de medicamentos no puede quedar librada a la lógica desigual del mercado”, finalizó.