Retenciones: el duro pronóstico de un reconocido dirigente ruralista

La postura del Gobierno sobre las retenciones no se modificó y el sector rural ya comenzó a movilizarse al respecto.

En medio de la incertidumbre acerca de lo que sucederá finalmente con el supuesto aumento de las retenciones, el campo empezó a movilizarse. Al comunicado de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP), se le sumó el reclamo de algunos productores rurales. Es el caso de Raúl Victores, quien aprovechó el aire de Radio Continental para expresarse al respecto.

“Vamos camino a épocas muy conflictivas porque se suman o se agregan los precios internacionales de los cereales que están por el piso y una condición climática muy delicada. Hay una seca incipiente y gran parte de la cosecha está a horas de perderse. Esto hace a todo un combo que hace que el nerviosismo se múltiple sumado a la intolerancia de quienes nos gobiernan, que piensan que meternos la mano en el bolsillo es la solución”, expresó.

Retenciones y una situación similar hace más de una década

Por otro lado, el directivo hizo referencia al encuentro entre productores para escuchar el discurso del presidente ayer. “Estamos empujados hacia un conflicto no buscado. Se siente la misma sensación del 2008, cuando nos juntamos a sentir el discurso de la expresidenta que hoy ocupa la vicepresidencia. Incluso hasta cuando se la escuchó a ella en algún párrafo. Se sintió lo mismo, los gestos de la gente fueron los mismos”, afirmó.

“La verdad que nosotros no creemos que haya algún tipo de medida que vaya a modificar esta situación. Al contrario, creemos que van a ratificar esto que está dando vueltas sobre el aumento del 10% de la retenciones. Las retenciones conllevan un tema complicadísimo. A nadie en el mundo le cabe que para exportar hay que pagar un impuesto”, lanzó.

Por último, Victores no esquivó el análisis de la economía nacional y apuntó contra la restricción al dólar. “El cepo cambiario ha hecho una transformación tan grande que eleva las retenciones a casi el 55%. A eso sumale los impuestos municipales, las tasas provinciales y todo lo demás derechos. Prácticamente se torna inviable todo tipo de producción”, indicó.

Compartir en: