Cuarentena: "En el conurbano la mayoría de los intendentes pidió no abrir ninguna actividad"

Así lo afirmó una funcionaria provincial de primera línea en medio de la crisis del coronavirus.

En la jornada del martes, la ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Teresa García, mantuvo una comunicación con radio Provincia. La funcionaria del Frente de Todos se refirió a la estrategia sanitaria que impulsa el gobierno de Axel Kicillof. Dicho distrito es uno de los más afectados por la pandemia de coronavirus. Las autoridades estudian la posibilidad de flexibilizar nuevos rubros a partir del próximo 10 de mayo, fecha en donde se revisará la extensión del aislamiento.

En declaraciones radiales, Teresa García explicó que “se evaluará una nueva apertura de actividades para la próxima fase de la cuarentena”. A su vez, también remarcó que “en el conurbano la mayoría de los intendentes pidió no abrir ninguna actividad”. La implementación de la cuarentena por parte del Gobierno nacional generó consecuencias negativas en la actividad productiva y comercial. La caída de la actividad llegó a niveles históricos.

La funcionaria oficialista comentó que la actual administración provincial está “haciendo un intenso trabajo por cada etapa anunciada por el Gobierno nacional”. También destacó que se realizan constantes consultas con los intendentes. Por el momento, la crisis sanitaria no tiene fecha de finalización y las autoridades enfrentan un panorama complejo. La estrategia nacional apunta a una segmentación geográfica para terminar con el COVID-19.

La situación de Buenos Aires

Por otro lado, también planteó que en el interior de Buenos Aires “algunas actividades se han comenzado a abrir con horarios”. Este escenario es contrario al conurbano, donde la cuarentena es mucho más estricta y podría extenderse más allá del 10 de mayo. “En el conurbano la mayoría de los intendentes pidieron no abrir ninguna actividad porque allí la gente se moviliza fundamentalmente en transporte público. Cuanto más volumen de pasajeros, más riesgo de contagio”, expresó.

Finalmente, la dirigente oficialista sostuvo que la situación debe ser revisada con prudencia para evitar perder todo lo logrado hasta el momento: “Es correcto ir evaluando semana a semana el avance de la circulación del virus para tomar esa decisión“. También desestimó la posibilidad de alentar el contagio en la población como una medida sanitaria efectiva. Esta se implementó en Estado Unidos y el Reino Unido, lugares donde el coronavirus tuvo un crecimiento exponencial.

Compartir en: