"¿No será que la buena onda entre Alberto Fernández y Larreta hace temblar a los que viven de la grieta?"

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, intentó quebrar la paz entre la administración nacional y el gobierno porteño.

Luego de que ayer el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, intentara quebrar la paz entre la administración nacional y el gobierno porteño, las repercusiones continúan. En ese marco, el periodista y analista político, Jonatan Viale, analizó lo sucedido en su editorial de hoy. “¿No será que la buena onda entre Alberto Fernández y Larreta hace temblar a los que viven de la grieta?”, se preguntó.

En esa línea, recordó que “en las últimas horas la mira se puso sobre la Ciudad de Buenos Aires. Daniel Gollán, ministro de Salud de Axel Kicillof, tuvo la brillante idea de marcar en rojo en un mapa a la Capital Federal y describirla como ´el mayor riesgo de irradiación del coronavirus`”. Es por ello que el conductor radial le envió un mensaje. “Ministro: a mayor cantidad de gente, edificios y menor cantidad de metros cuadrados más contagios habrá, lo entiende hasta un nene de 5 años”.

Al respecto, el periodista se preguntó si “¿No será que vienen medio lentos los testeos en la provincia? Lo positivo es que esta mañana Gollán se dio cuenta de su error y dio marcha atrás”. En ese sentido, añadió que “esto es vida o muerte. No jodan, no separen, no dividan y no tiren de la cuerda porque este tipo de comentarios termina siendo un bumerán. El problema es que no fue solamente Gollán”.

Jonatan Viale hizo hincapié en el hecho de que “en la Capital Federal trabajan 1.300.000 personas que viven en el Gran Buenos Aires y ambos se necesitan mutuamente. ¿No será que la buena onda entre Alberto Fernández y Larreta hace temblar a los que viven de la grieta? Siempre pasa lo mismo, cuando lo moderados se sientan a hablar, los radicalizados se ponen nerviosos”.

El analista político comentó que “claro que es preocupante que el virus se mueva de CABA al Conurbano y explote en barrios más precarios. Pero tengo la sensación de que las críticas y los mapas de Twitter tienen otra finalidad, pero dejenmé decirles esto: los que hacen política ahora están locos, no toman magnitud de la crisis que viene. Tienen una mirada muy pequeña de la realidad”.

“¿Les parece que es momento para hacer política? Hoy la enorme mayoría de la sociedad no quiere peleas sino consenso, pero daría la sensación de que algunos comienzan a buscar culpables de la tormenta que se viene. Argentina todavía está a tiempo de no ser Chile, Perú o Brasil. Pero si los políticos se ponen a pelear como si sobraran el tiempo y los recursos nos vamos a poner una tremenda piña de frente”, finalizó.

Compartir en: