Gustavo Sáenz puso en riesgo a ancianos: visitó un geriátrico y violó el protocolo sanitario

El gobernador de Salta hizo caso omiso a una de las normativas primordiales de esta cuarentena.

Desde el inicio de la cuarentena, los funcionarios del Gobierno de la provincia de Salta diariamente han remarcado la necesidad de cumplir con los lineamientos impuestos para que la pandemia no siga expandiendo. Incluso, el gobernador Gustavo Sáenz ha tildado de “delincuentes” a los infractores. Sin embargo, Sáenz ayer violó el protocolo sanitario. Visitó un hogar de ancianos y los puso en riesgo de contagio del coronavirus, detalló SALTA4400.

Contradiciendo todas las normativas que impusieron la provincia y la Nación, el gobernador concurrió a Hogar Renacer. Según expuso a través de sus redes sociales, arribó al lugar para celebrar los 19 años de la residencia para la Tercera Edad. A fin de defenderse, enfatizó que el padrino de la institución. A pesar de que expresó que “es una emoción verlos sanos y contentos”, su decisión no contribuyó con el bienestar de los adultos mayores.

Sáenz violó la cuarentena

En este marco, la primera medida de prevención que rompió el mandatario de Salta es la de garantizar el aislamiento de los ancianos. Más allá de la valoración de su gesto, su accionar puso en riesgo de contagio a la franja etaria que posee más muertos a nivel nacional y mundial. Según las estadísticas que ha elaborado la Organización Mundial de la Salud (OMS), los mayores de 70 años representan el 80% de los enfermos y víctima de la pandemia.

Además, Sáenz violó una reglamentación que había anunciado ayer al mediodía. Confirmó que las familias salteñas podrán volver a reunirse a partir de este fin de semana. Particularmente, el dirigente dio a conocer esta novedad en la previa de su paso por el Hogar Renacer. En este caso, había determinado que estos encuentros tuvieran un máximo de diez personas. Curiosamente, dentro la residencia compartió espacio con 17 adultos mayores, los trabajadores del lugar y los miembros de su comitiva.

“Cada vez que vengo a acompañarlos es una emoción muy grande para mí”, aseveró el gobernador. Lamentablemente, el padrino de la institución no se encargó de predicar el cuidado a los ancianos con su ejemplo. Incluso, Sáenz transgredió otra de las recomendaciones que había presentado ayer. En ese sentido, se adelantó dos días al ingreso en vigencia del permiso para reuniones. Precisamente, el Ejecutivo ordenó que estas actividades únicamente se desarrollen los sábados, domingo y feriados.

Compartir en: