Teresa García: "Con la oposición ha habido contrapuntos y es entendible"

La funcionaria se refirió a la polémica entre la Ciudad y provincia.

En plena pandemia de coronavirus, en Argentina reina la emergencia sanitaria. Sin embargo, la disputa política no se toma descanso y, en los últimos días, se replicó con un poco más de fuerza. Esto se dio luego de que existieran opiniones cruzadas entre funcionarios del Gobierno de la provincia y de autoridades de la Ciudad de Buenos Aires. Sobre esto se refirió hoy Teresa García, ministra de Gobierno bonaerense.

Según detalló la agencia NA, la funcionaria aceptó que el gobernador Axel Kicillof y el Jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, tienen miradas e intereses diferentes. Sin embargo, explicó que es lógico que este así suceda. La justificación de la ministra recae en el hecho de que ambos funcionarios pertenecen a distintos partidos políticos, es decir oficialismo y oposición.

Con la oposición ha habido contrapuntos y es entendible. El gobernador y el jefe de Gobierno porteño tienen miradas diferentes, intereses diferentes. Hay discusiones y es lógico que las haya, pero eso no significa que se inicie una guerra de secesión”, expresó. Al mismo tiempo, consideró que “en estos momentos hay que ser muy cuidadosos con las palabras”, debido a que se trata de “días muy difíciles”.

Las diferencias entre jurisdicciones se dio por el notable aumento de casos en la Capital. En este sentido, García indicó que la preocupación del gobernador “es que no ingrese el coronavirus a los 1.800 barrios vulnerables del Conurbano”. Es justo esto lo que elevó el foco de atención, dado que en los barrios más necesitados, tanto de provincia como de Capital, se dispararon los casos.

Las declaraciones de la ministra se dan en la previa al anuncio del presidente sobre la extensión del aislamiento. Justamente, justificó esta determinación gubernamental. “Es verdad que se hace muy larga la cuarentena, pero es la única manera de evitar que el virus circule desenfrenadamente. Nadie se enamora de la cuarentena, pero es la única manera de evitar un contagio masivo”, sentenció.

Compartir en: