Pandemia y cuarentena: "Lo que nos duele es no tener un horizonte, un rumbo definido, o un punto de llegada"

Las consecuencias sanitarias de la pandemia se suman a las económicas de la cuarentena.

A medida que las consecuencias sanitarias de la pandemia mundial de coronavirus se agravan, los problemas económicos que sumó la cuarentena genera un futuro in cierto. En este marco, el periodista y analista político, Jonatan Viale, opinó sobre la coyuntura en su editorial de hoy. Al respecto, señaló que “lo que nos duele es no tener un horizonte, un rumbo definido, o un punto de llegada”.

¿Qué es lo que más preocupa hoy a las familias argentinas? Te doy una pista: no es solamente el virus, la economía o el encierro. Principalmente lo que nos duele es no tener un horizonte, un rumbo definido, o un punto de llegada. Todo sería más tolerable si por lo menos esa familia tuviera una mínima idea de cuántos días tiene que esperar para que esta pesadilla termine”, inició su análisis el condcutor radial.

A continuación, hizo hincapié en el hecho de que “6 de cada 10 hogares perdió ingresos, 5 de cada 10 dejó de trabajar y 4 de cada 10 no llega a fin de mes. Sobre todo cuando el gasto real para una familia de clase media está cerca de los 150 mil pesos por mes y no tiene manera de sostener sus gastos. Esa familia que está acostumbrada al esfuerzo, la meritocracia y trabajar horas extras hoy está llenando formularios para recibir asistencia del Estado”.

“No es solo una cuestión económica, sino también psicológica y cultural. Son familias y empresas que están acostumbradas a remar en dulce de leche, pero que jamás habían ido a pedirle ayuda al Estado”, comentó. En esa línea, Jonatan Viale se refirió al estado en el que se encuentran las compañías. “Salgamos del universo de las familias y vayamos al mundo de las empresas privadas. ¿Qué le piden las empresas al Estado?”, se preguntó.

“En lugar de subsidios y créditos, prefieren pagar menos impuestos porque las empresas argentinas pagan la segunda tasa impositiva más alta del mundo. Según el Banco Mundial, la tasa total de impuestos y contribuciones obligatorias es del 106% y solo dos países del mundo tienen porcentajes por encima del 100, Comoras (en África) y la Argentina. Lo que piden las empresas no es que el Estado les regale plata. No quieren llenar formularios, burocracia o argentina.gob.ar”, analizó.

Para finalizar, Jonatan Viale concluyó subrayando el hartazgo en el que se encuentra sumida la población de nuestro país. “Por eso decimos que no se trata solamente de una cuestión de encierro y supongo que lo que empieza a reclamar tímidamente la sociedad argentina es un poco de certidumbre. Ojalá entiendan que esto no es una agresión o querer torcerles el brazo, sino un pedido de auxilio”, cerró.

Compartir en: